Sello de Calidad: Nestlé Naturnes.

Como os comenté en Instagram, hemos tenido la oportunidad de probar los nuevos Nestlé Naturnes gracias a Madresfera. Tenía muchas ganas porque no conocía sus nuevas recetas con frutas y verduras y cereales y fruta.

Estas nuevas blositas son 100% naturales con Vitamina C, adaptadas para bebés a partir de 6 meses, sin conservantes, colorantes ni azúcares añadidos. Muy cómodas para llevar por su práctico formato de bolsita y tapón grande para el manejo de las manos pequeñas.

SrtaDíaz lo afrontó con ilusión, la primera bolsita que le dí me la quitó de las manos… pero entonces empezaron las caras, ella arrugaba los labios y la nariz. Le pregunté que qué le parecía y decía rico, pero su expresión era otra. De todas formas se la tomó. La segunda bolsa, de otra variedad la probó pero no quiso terminarla. La tercera bolsa ya le tube que insistir bastante.

No os voy a engañar, ella no dice nada pero parece que no le han gustado, porque no quiere repetir. El resto de bolsitas del pack han ido a la casa de un amiguito de la peque, que por lo que nos dice la mamá, los está disfrutando mucho: a él le encantan.

Probamos también los Igolinos de manzana y fresa, pero ésos sí le han gustado. Creo que ahora que somos fans de la fruta en trozos y los yogures tipo petit, la fruta para beber no es para nosotras.

Yo también los he probado, y juntando mi versión a la de SrtaDíaz os dejo las notas de éste sello de calidad. Del 1 al 5:

Sabor: Tienen un 4. Para mí están buenos, pero no han pasado el testeado de la peque. Ninguno de los tres sabores le ha gustado. A mi gusto son un poco dulzones pese a no tener azúcares añadidos.

Textura: Les damos un 3. Creo que ése es el punto que menos le ha gustado a la peque. Al tomarlos tienen un poco de textura, notas algo y no son suaves al paladar. Creo que éso a algunos peques les gustará, pero no es nuestro momento.

Facilidad de uso:  Un 4. El formato es cómodo, SrtaDíaz no tubo problemas en su uso, aunque sí que hay que ayudarles para apurar el final del envase.

Y hasta aquí nuestro test de producto. Me quedo con un poco mal sabor de boca porque no me gusta escribir cosas negativas, creo que lo mejor es ser sincera. Con casi dos años he descubierto que la fruta en bolsitas no nos vá, aunque sé que como todo con los peques, puede que dentro de unos meses sea ella quien la pida, ninguna opinión puede mantenerse en pié durante mucho tiempo ¡todo cambia!

Carta de una mamá…

Ésta semana pasada la hemos disfrutado un montón. Hemos paseado bajo la lluvia, pisado charcos, dibujado y leído cuentos… Hemos ido a la biblioteca y paseado por un trocito de la Feria de Abril, que aquí también se celebra aunque estemos un poco lejos del sur.

También nos hemos preocupado de las plantas y tratamos de que nos vivan (algunas con más éxito que otras… ejem).

2016-04-18-24 Semana 49Estoy intentando pasar más tiempo de calidad contigo, por que en el fondo lo que más te gusta es que te haga caso, como queremos todos ¿no?

Me estás enseñando muchas cosas, desde que naciste me lo has puesto muy fácil. Me has enseñado a ser madre y cada día mejor persona. Ahora estoy practicando la paciencia, pero no dejamos de lado las lecciones de sonrisas, cosquillas y cantares populares.

El viernes pasado tuve la suerte de poder leerte un cuento con tus amigos de la guardería. En realidad no fue solo un cuento, fueron mil. No fue leer, fue reír, imitar animales, perseguir pelotas, hacer cosquillas, rodar por el suelo. Fue cantar y bailar. Fue una mañana maravillosa y agotadora, pero un chute de energía increíble. ¡Mis niños! sois pura dulzura e inocencia, lo más bonito que hay en la tierra. Puede que estemos al borde de los terribles dos, pero ahora mismo es una época maravillosa en la que aún eres un lienzo en blanco que escribiremos juntas.

SrtaDíaz, gracias por ser parte de mi vida.

#hoyleemos: Alicia en el País de las maravillas

Gracias a Boolino hemos podido disfrutar del primer libro de los colores. Ésta es una versión muy bonita de Alicia en el país de las maravillas (Aquí podéis comprar el libro), menos edulcorada que otras y de colores vivos y contrastados. Cada página tiene su color destacado y su personaje. Nos da rienda suelta a contar la historia a nuestra manera y disfrutar, por tanto, de nuestra propia imaginación.2016-04-14 17.59.20

He preparado un pequeño vídeo para enseñarlo, porque es un libro que realmente me ha enamorado. Perdonad mi pánico a la cámara y la falta de medios…

Las páginas de cartón hacen que sean fáciles de pasar por las manos menudas y que su resistencia sea mayor. Como fan de Alicia, éste libro me parece precioso. Las ilustraciones son sencillas, agradables y coloridas. El texto es corto y preciso, y la duración del libro es la idónea.

SrtaDíaz también da fe de que el libro es chulo: Cuando lo leemos tiene que ser varias veces seguidas.

www.boolino.es

Datos del libro

Autor/a:Jennifer Adams
Ilustrador/a:Alison Oliver
Colección: Literatura Mini
Editorial: Coco Books
Idioma: Español
Edad: 1-3 años
Año: 2014
Formato: Libro de cartón
Páginas: 22
Tamaño: 175 x 175 mm. 240 g.
ISBN: 9788494316616

 Por cierto, ¡Feliz día del libro!

(P.D. Sé que es el 23, pero por aquí llevamos toda la semana de celebración)

Tetita de mami

Vamos a cumplir dos años juntas, y mi niña todavía toma pecho.

Hace más de seis meses fue nuestra última crisis: Ella parecía querer cada vez menos pecho y yo pensé que tenía los días contados… pero remontó y sigue tomando. Y toma mucho si estamos en casa, cuando salimos parece que se le olvida un poco.

En un principio pide teta para dormir y al despertarse (sobretodo al despertarse) por la noche y en la siesta de la tarde. Cuando se cae, cuando está triste, cuando juega mucho y tiene sed…

Pero también pide agua, y zumo. Y después de su ración de pecho por las mañanas, ha empezado a pedir leche, seguramente imitándome a mi mientras desayuno. Se bebe medio vasito. Creo que ahora sí que vamos a empezar a dejar la teta, pero ojo, que yo no se la voy a quitar, y por supuesto, pienso seguir ofreciéndosela si no hay nada que lo impida. Cuando estuve estudiando de mañana, antes de irme a clase tomaba un poco dormida, y luego con su padre desayunaba un poco de leche. Cuando terminé mis prácticas ella volvió a sus rutinas conmigo y dejó de pedir su leche de vaca.

2016-04-17 09.55.34

Creo que el destete debe ser respetuoso: Si ella y yo queremos y hasta que una de las dos no pueda o quiera más. Tengo que ir concienciándome, porque SrtaDíaz no va a ser un bebé siempre. Pero también tengo que ser fuerte porque aunque a mi me gusta y sé que le hace bien, hay gente, sobre todo de un entorno cercano, que empieza a ponerse pesada con que ya es mayor y con que lo deje.

Una de las escusas que pone mi madre es el pecho le sacia y come menos comida.

No soy una radical de la teta, pero si quiere leche de mami ¿Por qué se la voy a quitar? ¿Le hace daño? ¿Le alimenta menos que la de vaca? ¿Le hace más dependiente de mí? Creo que hemos demostrado que no. Si por cualquier tema en un pasado hubiésemos cambiado a biberón no tendríamos éste acoso, y seguramente estaría igual de sana, pero…

Nos gusta la teta y punto.

¡Dejadnos en paz!

La niña del pelo panceta

SrDíaz estába en el sofá viendo la tele. Yo terminando alguna manualidad y de repente caí en la cuenta de que el salón, calentito y hogareño, olía diferente. Era un olor dulzón, pero no era ningún pastel, ni un té con canela, ni una caca de bebé (las de ahora huelen terribles).

Dejé de hacer lo que me traía entre manos y escuché. No se oía nada, ni una mosca (a parte del sonido de la tele). Miro el sofá y ahí están los dos, tan tranquilos, mirando la caja tonta… pero había algo que no encajaba.

Al acercarme a ellos lo ví claro y por supuesto, como buena #mamitech corrí a por el móvil para hacerle una foto. Si la casa no suena es porque se masca la tragedia.

2016-04-013

Os enseño el stick de Arnica y cómo quedó el bebé os lo podéis imaginar. Tranquilas, que ya no le da por zamparse las cosas. Se lo untó por toda la cara y el pelo como si fuese una crema. La verdad es que un rato antes se había caído y se lo había puesto yo en la frente (y ella había visto dónde lo guardé). Recuerdo haberle oído decir que pupa cabeza, y debía dolerle… porque se puso más.

Al día siguiente no había podido sacar aún la grasa del pelo, así que mi idea genial fue usar un champú en seco que tengo por casa. No sé si será lo más recomendable, pero ya no es un bebé recién nacido y tenía un pelazo panceta que me estaba empezando a dar pesadillas, imposible de lavar.

2016-04-13 08.06.46

El champú en seco fue mi salvación. Éxito absoluto. Unos minutos de reposo, cepillado, baño de espuma y pelo limpio.

Así pasó y así se lo hemos contado.

P.D. Sí, SrDíaz estaba sentado a su lado en el sofá y no hizo nada para evitarlo.

#tudulceyyosalado: Un té un poco friki

Hoy sigo la propuesta de Patypeando y Niña bonita y os hago una propuesta friki para el reto Tu dulce y yo salado de éste mes. Mi receta no es la más divertida, ni la más elaborada, soy consciente de ello, pero también tiene su lado friki.

Mi libro favorito es Alicia en el país de las Maravillas. Y uno de sus capítulos se llama Una merienda de locos. Os dejo un trocito:

IMG_20160412_182337

Habían puesto la mesa debajo de un árbol, delante de la casa, y la Liebre de Marzo y el Sombrerero estaban tomando el té. Sentado entre ellos había un Lirón, que dormía profundamente, y los otros dos lo hacían servir de almohada, apoyando los codos sobre él, y hablando por encima de su cabeza. «Muy incómodo para el Lirón», pensó Alicia. «Pero como está dormido, supongo que no le importa».
La mesa era muy grande, pero los tres se apretujaban muy juntos en uno de los extremos.
–¡No hay sitio! –se pusieron a gritar, cuando vieron que se acercaba Alicia.
–¡Hay un montón de sitio! –protestó Alicia indignada, y se sentó en un gran sillón a un extremo de la mesa.

¡Toman el té!

Un perfecto té inglés lleva leche. Y yo le doy la vuelta al rizo, porque a mi me gusta más el té americano, así que me imagino a Alicia, la Liebre de Marzo y al Sombrerero loco tomando un té americano en una mesa enooorme.

No sé si vosotros lo habéis intentado, pero a mi me ha costado tomar un buen té americano en un bar o cafetería hoy en día. Los que saben lo que es no le ponen limón, o infusionan en agua y luego añaden la leche… ¡no puede ser!

z_IMG_1381Se pone a calentar la leche con piel de limón, una ramita de canela (y yo omito el licor, que personalmente no me va). El té se infusiona no más de cinco minutos porque si no amarga un poco, pero éso ya va en gustos.

SrDíaz me tiene mal acostumbrada y me prepara unos tés americanos muy ricos, él me enseñó la receta y yo copio, modifico y busco la mejor versión. El original es con té negro, pero con un té Chai, o incluso un te rojo también me gusta bastante.

Un poquito de azúcar al gusto y…

zIMG_1397Bueno, las palmeritas no están en el libro, pero con un poco de hojaldre enrollado en  lonchas y azúcar las tenéis en unos minutos de horno ¡Calentitas están deliciosas!

Empaquetado Bonito: Sobre de Origami

Éste mes el reto del empaquetado bonito de Patypeando es el Origami y me apetecía intentarlo. Tengo un montón de ideas porque desde siempre me ha gustado mucho el origami, pero me he decidido por una muy sencilla.

IMG_0880_1

Necesitamos un cuadrado de papel decorado y nuestras manos.

COLLAGEDespués de unos cuantos dobleces nos queda un sobre pequeño (depende del tamaño del papel) y se me ocurre que es una forma diferente de empaquetar cositas pequeñas. En éste caso era para guardar unos clips que he enviado para un intercambio, pero bien puede servir para unos pendientes que queramos regalar, o una carta…

IMG_0878_1Y como sé que con mis manos no se vé muy claro, os dejo el video:

Yo he preparado un par de sobres para llenarlos de detallitos y enviarlos en mi snailmail de la semana. Dependiendo del color del papel pueden quedar cositas muy vistosas, y no hay que olvidar que todo es cuestión de práctica.

IMG_0882_1La primavera me tiene en plan simplón ¡Qué le vamos a hacer!

De frases memorables.

Srta Díaz habla poco, pero lo suyo son sentencias.

Creo que no os conté que allá por Enero dijo su primera frase de lorito, pero en un contexto totalmente aplicable. Paseábamos por el parque y al pasar por delante de la fuente le dije: “Mira nena, el agua.” y me respondió: “agua no, teta.” Supongo que mi niña tiene claro lo que para ella es una prioridad.

Desde entonces ha hablado muy poco. Son las suyas frases cortas, muy de vez en cuando y casi siempre cuando estamos solas, porque además de ser una niña de pocas palabras es tan tímida como mamá.

Recuerdo con ternura sus primeras frases, porque sé que en unos meses me dolerá la cabeza cuando al fin descubra que lo suyo es darle al palique y contarlo todo.

Vamo a paque. No necesita traducción. Le encanta que vayamos al parque.

Anando, con patas. Como los animales de sus cuentos tienen patas, ahora que ella quiere ir andando por la calle, me dice que con patas. Y las mueve. Sabe perfectamente que son pies, pero lo dice así…

Pisa chaco. Pisar charcos. Lo dice y hace el gesto, por si acaso no la entendemos.

Mama pinta mano. En la guarde dibujan, pintan… y a veces se mancha. Me lo enseña.

Mama ven. Ésta a veces mola, pero quita es bastante más frecuente últimamente, y ya no me gusta tanto.

Tetita de mami. También de sus primeras frases. Acompañada de un suspiro de amor.

285HAhora resulta que los animales le dan miedo. Cuando ve uno, le encanta, lo persigue, pero en cuanto el pobre animal se gira hacia ella, lo espanta con su frase top: Vete gato. Ocurra. Ocurra va acompañado de un dedito acusador. Lo confieso, lo a copiado de mi, es un Ni se te ocurra.

Le encantan las palabras difíciles. Cada día repite una. Ayer fue zanahoria, hoy es ternura.

Como os digo, no habla mucho. Otros compañeros de la guardería hablan ya por los codos y ésta niña no suelta prenda pero yo lo veo normal, después de todo a mi tampoco me gusta mucho hablar. El problema viene cuando la familia viene a vernos, insiste, presiona. Hay algún conocido autista y con retrasos en el habla.  Se preocupan. Cuando llevan un tiempo con ella se relaja, se suelta un poco y dice algo. Entonces piensan que es un poco vaga. Quizá… leeré sobre el tema y os contaré más.

De momento os cuento, la última de SrtaDíaz. Está haciendo algo que no debe. Su padre la mira serio, ella se sienta muy formal y sentencia: Papá, vale. Según SrDíaz es también culpa mía y tiene razón. Cuando hacía algo mal y él la regañaba, ella se ponía histérica y lloraba. Yo que soy una blanda le decía, papá vale, no la regañes, que ya lo sabe y no lo va a hacer más.  Y ahí está.