La pequeña escaladora

Últimamente estoy cambiando y me siento rara tanto física como interiormente. Quiero decir que… bueno, no adelgazo más, pero me noto menos ágil y con más dolores de articulaciones, especialmente de las rodillas y la espalda.

Por otro lado, me he dado cuenta de lo poco que le importo a la gente en general, y de que realmente he madurado lo suficiente (bueno, releyendo ésta pataleta no sé qué pensar) como para analizar el dolor que me produce y eliminarlo antes de que me haga sufrir más. No voy a obsesionarme con pertenecer a algo y simplemente no voy a buscar ser parte de nada, porque es peor para mí. Voy a dejar que las cosas sigan su camino y desde luego no cierro puertas a nada ni a nadie. Ante todo soy feliz dando de mi a quien lo quiere recibir, y por éso mismo, no creo que deba mendigar nada.

Voy a vivir mi vida AHORA y disfrutar del momento de crear, ver y respirar. De ser yo y sentir las cosas que me hacen feliz, porque por muy sola que me sienta, hay alguien que me va a necesitar al 100% unos añitos más…

escaladora

Ésta niña me tiene con el alma en vilo. Aprendió a escalar. Ensayó a subirse en la trona, y como notó que a mi me parecía divertido (¡Qué error!), ahora sube a la cama por el lado de la barrera, y no por el hueco al uso.

No puedo creer que con lo miedosa que es para otras cosas, las alturas le gusten con tanta pasión. Puede pasar un buen rato subiendo y bajando de la cama y cuando estoy con ella le vigilo (segundo error), procuro llenar el suelo de colchonetas… pero  ¿Y cuándo no estoy?. Creo que le he dado a entender que le dejo hacer malabarismos y ahora no veo la manera de contradecirme y decirle que éso no se hace, sobre todo cuando siempre he pensado que es mejor que sepa escalar a que se tire de cabeza sin pensar. Al menos es consciente de que ahí está la barrera, y bajar, baja por donde se debe…

#ElTemaDeLaSemana: Tengo miedo a…

Siempre he tenido miedo al dolor,

a las personas, a la muerte,

a que no me recuerden,

a vivir sin amor.

Ahora tengo miedos nuevos:

no sentir tu olor,

fallarte, no tenerte cerca,

que te puedan hacer daño…

Tengo miedo de tantas cosas

que al final dejo de pensarlo

y me dejo llevar…

pues lo que tenga que ser, será.

Te quiero.

#ElTemaDeLaSemana es una iniciativa nacida de los @PapásBlogueros para toda la blogosfera. Queremos saber un poco más de ti, y que sepáis más de cada uno de nosotros. Por eso propondremos un tema semanal sobre el que reflexionar brevemente en nuestros respectivos blogs y compartiéndolo en este carrousel para llegar a todas y todos.

SrtaDíaz: Bebé de 24 meses.

IMG_1698-2

Éste mes lo celebramos con una tarta de fresas y una vela de Minnie Mause.

Cambios en la mamá:

Me estabilice en el fabuloso peso de 10 kilos menos que antes y 20 menos que en el final del embarazo, pero sigo siendo muy corpulenta. He tenido que comprarme ropa más pequeña de talla y no hago ningún tipo de dieta, pero me gustaría seguir adelgazando porque aún me sobran otros 10 kilitos… lo que pasa es que no tengo ninguna motivación para ponerme a ello. Soy una perezosa. Además, últimamente estoy teniendo algún que otro ataque de ansiedad de los que terminan en empacho.

En cuanto a la regla, al principio a penas me dolió, pero con los meses está empezando a molestar de nuevo, aunque no a tanto nivel como antes del bebé. Los ciclos son algo más regulares, noto la ovulación (cosa que antes no hacía) y el spm es muy fuerte, sobre todo a nivel emocional.

Cambios en el bebé:

SrtaDíaz no habla mucho con otras personas, pero sabe lo que quiere. A mi me habla, cada día me sorprende con una palabra nueva que ha oído, pero he descubierto que lo que le gusta es hacerme los coros cuando canto. Une dos palabras sin problemas, ya vamos a por las tres que es algo menos frecuente en ella.

Ésta niña va camino de ser más tímida que mamá, pero en la misma línea. Igual se esconde detrás de mí cuando vemos a algún conocido, que se lanza a abrazar y besar a una niña que acaba de conocer. Muchas veces se asoma al balcón y saluda con un ‘hola ¿Qué tal?‘ a todos los que pasan. Le cuesta entrar en un círculo de más de tres personas y hay que darle tiempo para que observe y sea ella quien decida actuar y moverse… es algo que no todo el mundo entiende.

Ya no muerde todo lo que encuentra, solo de vez en cuando. Ha empezado a chuparse el dedo cuando está nerviosa, de la misma manera que he visto que ya hacían otros amiguitos suyos de la guardería.

Ha vuelto a una etapa escaladora y no para de ponerse en situaciones críticas y de tenerme con el alma en vilo. Ella sola se sube a la trona cuando me vé cocinar algo que le gusta especialmente.

A los diez meses comenzó a andar agarrada a los muebles, se calló y perdió la confianza en sus piernas… continuó por los muebles pero no se soltó hasta los 15 meses. Fue un día persiguiendo al perro de su tía que se dio cuenta de que andaba: ¡fué una sorpresa para todos! Y desde entonces, cada vez mayor distancia pero con andares de pato. Ahora ya corre de una manera muy graciosa, y está aprendiendo a saltar.

Subimos las escaleras de la mano, aunque sabe subir sola, pero son muchas y se cansa. Vamos contando y ella sola puede llegar al ocho (no siempre ¿eh?) porque ha memorizado la secuencia. Cuenta sólo hasta el tres.

A la hora de dormir es maravillosa. Desde que a los 13 meses empezara a dormir sola, su sueño fue mejorando y ahora duerme casi del tirón la friolera de 12 horas, salvo la noche del domingo al lunes y cuando estamos un poco pachuchas alguna de las dos (tenemos simbiosis). También hace siesta después de comer aunque siempre intenta liarme y saltárselas. Es una situación terrible porque su genio con sueño es un poco rebelde y malhumorado.

Come lo mismo que nosotros. Sólo tolera purés si se los dan la abuela o la tía y la comida debe estar salpimentada y a ser posible con una buena salsa de mostaza. En cierto sentido, todo lo que le gusta a su padre, le gusta a ella ¡Tiene un paladar! Seguimos con el pecho, sobre todo al dormir y al despertar, y de vez en cuando entre horas. Si le ofrezco ella ya me dice si le apetece o no, y le gusta que sea siempre en nuestro sitio del sofá. También toma leche de vaca de vez en cuando y le encanta el queso.

En cuanto a su peso, en el último año ha engordado 2 kilos y medio y ha crecido 12 centímetros.

Sabe lanzar la pelota y darle una patada, cada vez más lejos. Juega con otros niños ya compartiendo por un tiempo actividades. Es capaz de imaginar que está cocinando, prepara cafés, le pone sal a los huevos fritos y cuida de un muñeco con tanto amor que incluso le pregunta si tiene frío o si quiere que le coja en brazos.

Me encanta cuando la pido una sonrisa para la foto y me enseña todos sus dientecitos con felicidad en la cara.

De cómo #SrtaDíaz me come a besos y #ViernesDandoLaNota

Ha sido el cumpleaños de #SrtaDíaz y éso me ha tenido un poco entretenida…. al final el cumpleaños ha sido mucho menos handmade de lo que yo pretendía, pero lo importante es que nos lo hemos pasado genial en las tres fiestas. Sí, como ésto siga así no quiero ni imaginarme a qué niveles llegaremos dentro de unos años. Pero ya os contaré un poquito de los cumpleaños en otro post, o podéis cotillear alguna foto en mi instagram.

Hoy lo que os quiero compartir es algo que me tiene babeando completamente. Cada mañana le canto a SrtaDíaz el estribillo de la canción Besos y desde hace un par de días no sólo la canta conmigo, si no que cada mañana al despertar ¡Me come a besos!

Si le preguntas, ella tiene claro que es lo que quiere mamá…

El Canto del Loco – Besos

Hey, atiende, porqué has salido
a la calle tú tan fresco.
Y dime porqué te has tirado
tres horas en el espejo
Pa ponerte guapo pa ligar
para ir a la calle y
no piensas que eso ya da igual
Que ya no vas a impresionar
Que lo bueno y
lo que importa está en los besos.

Y eso es lo que quiero, besos.
Que todas las mañanas
me despierten de esos,
Que sea por la tarde
y siga habiendo besos.
Y luego por la noche
me den más besos pa cenar.

Y dime porqué tú hoy te echas mil cremas
por el cuerpo, si no se te ven.
Y se te han olvidado los sentimientos.

Tienes que empezar por resolver.
Tienes lo que queda dentro
y no piensas casi en los demás,
Qué más dará si mal o bien.
Mucho metrosexual y faltan besos.

Y eso es lo que quiero, besos.
Que todas las mañanas me despierten de esos,
Que sea por la tarde y siga habiendo besos.
Y luego por la noche me den más besos pa cenar.
Y eso es lo que quiero, besos.
Que todas las mañanas me despierten de esos,
Que sea por la tarde y siga habiendo besos.
Y luego por la noche me den más besos pa cenar.

Y párate a ver, los que te quieren no miran eso.
Sólo quieren ver ese guiño de ojos sin complejos.

Sello de Calidad: Mission Wraps ¡Y receta!

Gracias de nuevo a Madresfera, he tenido la oportunidad de participar en otro sello de Calidad. Ésta vez os voy a hablar de Mission Wraps ¡Y de lo mucho que nos han gustado a todos en casa!

IMG_1999.JPG

Mission Wraps es un pan plano que aspira a ser un sustituto del pan de molde. Aporta versatilidad en la preparación (platos fríos, calientes, dulces, salados, para compartir o no), multitud de combinaciones de ingredientes (adaptándose a los diversos gustos y necesidades), y larga caducidad (5 meses).

IMG_1595

Lo hemos probado en frío, a la plancha, con relleno caliente, con ensalada, dulce y salado y tengo que admitir que a partir de ahora voy a tener pan plano en casa siempre. Le ha gustado hasta a SrtaDíaz que es un poco bruta, todo hay que decirlo, y pretendía comerse ella sola un rollito de jamón y queso.

IMG_2011

Y apropósito de jamón, os dejo una receta rápida y fácil que se nos ha ocurrido en casa:

Wrapeando un salteado

En una sartén con un poco de aceite salteamos unos espárragos verdes, champiñones y jamón York en cuadraditos. Cuando todo esté al gusto (punto de sal incluido), añadimos queso rallado y lo enrollamos en nuestro Wrap.

Es sencillo, rápido y una solución rápida para ésas noches en las que no sabes qué cenar.

Y puntuando del 1 al 5:

Flexibilidad – 5. Es muy flexible y puedes doblarlo sin problema de que se rompa.
Esponjoso – Tierno – 5. Es muy esponjoso y tierno, me ha sorprendido porque lo esperaba más seco y no ha sido así.
Facilidad de preparado – 5. En cualquier momento y cualquier lugar. Extiendes, rellenas y doblas al gusto.
Frescura del producto – 5.  La frescura perfecta.
Se adecua a tu día a día – 5. Incluso puedes prepararlo para tomar fuera de casa, por ejemplo, en el parque.
Te resulta útil – 5. Me ha resultado más útil que el pan de molde y además no deja migas.
Se adapta a una dieta equilibrada – 5. Sí, se adapta a una dieta equilibrada.
Sabor – 5. Están muy buenos.
Consistencia – 5. Buena consistencia, no se desarma.

EMPAQUETADO BONITO: PAJITAS DE REFRESCO 2

Hace unos días os enseñaba una propuesta de empaquetado bonito con pajitas, y aquí va la versión número dos.

Los materiales son tijeras, pegamento, papel decorado y por supuesto, pajitas de refresco.paj01Las cortamos por la mitad y hacemos una tira larga con el papel decorado. Yo he usado dos tiras y he seguido un poco el tutorial de Paty para hacer unos Rosetonespaj02Las pajitas las he pegado en un círculo de cartón con el pegamento. Ha tardado basante en secarse, por lo que he pensado que seguramente hay opciones más rápidas y efectias pero lo tengo que investigar. He preparado dos versiones, una sencilla y otra con más pajitas aún pero más cortas y de varios tamaños. He querido pegar el rosetón descentrado para que parezca una estrella fugaz, locuras mías.

IMG_1653

Ésta es la versión recargada, pero tengo otra más sencilla, sin la segunda fase de pajitas, y a la que he acompañado de la cadeneta del otro día.

IMG_1662

¿Cuál os gusta más? No me diréis que no es colorido jejeje.

Podéis pasar por el blog Patypeando para ver más propuestas.

#ElTemaDeLaSemana: El peor momento del día

Vamos al parque porque me encanta tu felicidad al llegar allí y tu sonrisa al ver a los amigos. Disfruto al verte jugar y ver cómo cada día aprendes una nueva temeridad en el tobogán.

Pero me cuesta relaccionarme con las otras mamás que ya tienen su grupito, y sobretodo porque me averguenza que me miren cuando llega la hora de irnos y me montas un escándalo terrible de gritos y lágrimas… éso no lo puedo controlar y és siempre el peor momento del día.

EMPAQUETADO BONITO: PAJITAS DE REFRESCO

Éste mes el tema del empaquetado bonito lo elegí yo porque al final gané con el anterior de los sobres de origami. Tengo millones de ideas pero los dejamos para otra vez, porque hoy os traigo algo sencillo que se puede hacer con ayuda de los peques y puede dar mucho juego.

El paso a paso es muy sencillo. Éstos son los materiales ¡cuidado con las tijeras y los dedos pequeñitos!

paj03

A partir de la parte en acordeón de la pajita he tomado de referencia dos dedos para que el resultado final quede igualado, del lado contrario no hace falta medirlo porque va a ir por dentro y da un poco igual: lo importante es que sea más pequeño.

Cortamos varias del tirón y nos preparamos para combinarlas de tres en tres (o cuatro en cuatro, al gusto).

paj04

Se chafa un poco la parte corta para que entre fácil y la metemos en la larga de la siguiente pajita. Repetimos con el siguiente color y cerramos el triángulo.

paj05.jpg

¡Toma ya! ¡Fácil, fácil!

paj07

Además es muy relajante. Ahora sólo nos queda formar la cadeneta y decorar. Hay que desarmar uno de los lados e ir uniendo. Lo podríamos haber hecho en el paso anterior, lo sé… pero soy así de friki.

paj06

El resultado final es así de sencillo. Yo lo he usado para adornar un libro envuelto con papel craft y me gusta el colorido que le da. Es sencillo y simboliza algo que le gustaría a mi madre… ¡Enganchados a la lectura!

IMG_1639-2

Además de ésta idea de la cadeneta, se me ha ocurrido otra que os enseñaré por aquí en un par de días, para no saturar con más imágenes, porque la cosa se complica.
¡Ah, lo olvidaba! Un moño de triángulos tampoco queda tan mal…

image

Podéis pasar por el blog Patypeando para ver más propuestas.

#momentoscuquis parte 1: #SrtaDíaz me tiene en el bolsillo

Un día que SrtaDíaz estaba muy nerviosa, venga a dar vueltas en casa, le pongo el abrigo y le digo que nos vamos a la calle. Mientras me agacho a su altura para abrocharle la cremallera me da un abrazo y me planta un beso. Somos gente de pocas palabras, pero creo que el mensaje está claro. Últimamente SrtaDíaz me sorprende y desarma a partes iguales con sus ocurrencias. Está en una época de descubrimientos y cualquier cosa que escucha o vé la memoriza, incluso cuando nosotros pensamos que no está en el tema.

Por ejemplo, estábamos en la cola del súper cuando va  a una estantería y coge un zumo de los que están al lado… Se acerca a la cajera y antes de que le pueda decir nada, saca una moneda del bolsillo y se la da a la chica para pagar.

13118003_233102870388717_828872605_n

El regalo del día de la madre que hicieron en la guardería es una estampación de su mano. Cuando lo abrimos juntas me explicó cómo lo había hecho.

También ha aprendido a camuflar la realidad. Tiene unas galletas en la mesa y me pide la caja. Le digo que no se la doy hasta que las termine… Y cuando me doy cuenta dice: ya. Miro y no están, así que le doy la caja. Al rato me las encuentro escondidas en otra caja… ¡Qué bicho!

Le dice a su padre guapo acariciándole la cara. Da las gracias cuando le doy algo que me ha pedido. Pide el abrigo para salir a la calle ¡Y dice que tiene calor para que se lo quite!

¿Dónde está mi bebé?