#Hoyleemos: Jugando al aire libre

El último libro que tenemos entre manos es Jugando al aire libre. No tiene a penas ilustraciones, pero a SrtaDíaz le gusta que lo saquemos de casa. ¿Adivináis el motivo?

dsc_1880_20160727121922690.jpg

Podéis verlo en la web de Boolino, pinchando aquí.

Debe ser porque sacarlo de casa implica ir a ver a los primos o los amigos del parque y jugar como los nenes mayores. Llegamos, hacemos corro, abrimos el libro por una página al azar ¡y jugamos! Pollito pollito, Relevos, Rimas de pelota,  Salto de espadas, Pasar por debajo…

Es un libro para jugar en espacios abiertos, al aire libre y hacer amiguetes. Algunas veces con un balón, otras con un aro. SrtaDíaz muchas veces no entiende las instrucciones, pero disfruta enormemente del contacto con los otros niños y pulula a su alrededor imitándoles en todo lo que puede. Nunca quiere que la diversión termine.

Lo recomiendo para niños de más de 5 años, pero os aviso que a algunos querréis jugar también, y que otros os sonarán del patio del colegio.

www.boolino.es

Datos del libro

Autora: Christine Green
Colección: Herramientas
Editorial: Narcea Ediciones
Idioma: Español
Edad: 5-11 años
Año: 2016
Formato: Libro
Páginas: 112
Tamaño: 240 x 165 mm. 196 g.
ISBN: 9788427721586

 

Guardar

Guardar

#ElTemaDeLaSemana: Carta a mi yo del pasado

Querida YoMismaDeHaceDiezAños:

No dejes de aprender cada día, de disfrutar de cada momento que estás viviendo. Estás sana, estás fuerte, tienes trabajo. No lo dudes, puedes ser independiente. Pero si tu madre llega y se pone peleona, con que ése dinero que tienes ahorrado es para comprar un piso, dile que NO. Si te insiste en que se lo compres al primo de tu abuela, dile que NI HABLAR. Y si en una encerrona te presenta al constructor y te inducen a comprar sobre plano, MÁNDALOS A CAGAR A TOMAR FANTA.

Puedes meterte en una hipoteca por una casa pequeñita, un adosado, un solar futurible, pero no compres ése piso porque será un error gigantesco que arrastratás durante años. Vecinos ruidosos, pisos abandonados con plagas que suben al tuyo, zona libre para botellones, y una letra muy inflada que no vale lo que cuesta para un minipiso oscuro en el que no tendrás sitio para nada.

Atentamente,

YoMismaDe2016

P.d. Dale muchos abrazos a los abuelos. Diles que van a tener una biznieta maravillosa.

Guardar

26 Meses de lactancia. #laslocurasdesradiaz

Lo sé, siempre estoy igual pero aquí seguimos, muy juntitas. Cada X tiempo tenemos una nueva crisis de lactancia que desde mi punto de vista marca el final de una etapa y que realmente no lo es. No debía haber leído ése meme de las últimas veces, al final sientes la añoranza antes de que ocurra…

Sí, hoy vamos a hablar de tetas. No sigas leyendo si eres sensible. Éstas son de picjumbo, las mías tienen menos glamur.

morning-tea-picjumbo-com.jpg

Un día a la hora de la merienda, Srta díaz pide su teta… La chupa y se quita. La mira y frunce el ceño mientras dice: rara. Se queda mirando los tubérculos de Montgomery. No me acuerdo si últimamente estaban ahí, pero recuerdo perfectamente los primeros meses de lactancia en los que sí estaban… Me miro el otro pecho y no los tiene ya. Ella sigue con el ceño fruncido y su rara, rara en la boca… Le ofrezco el otro y seguimos sin problema.

He leído sobre el tema y normalmente están ahí hasta que finaliza la lactancia. Además, aumentan de tamaño al estar más estimulados, así que es posible que estén ahí simplemente porque ésa sea su merienda favorita y el resto es simplemente coincidencia.

Al día siguiente, a la misma hora, se pone a su teta (la misma), y dice: no sale. Me mira frustrada. Cambia la postura y se engancha de forma normal.

Han pasado varios días desde éstos sucesos paranormales y todo ha vuelto a su rutina pero yo me siento extraña ¿Se acerca su fin nuestra lactancia? ¿Es una rallada mía? Sabréis más en próximas entregas de Las locuras de Sra Díaz.

Mala, mala, mala y #vdln

David Guetta- Nicki Minaj: Hey Mama

Hoy, mientras buscaba la percha con su nombre, me sentía mala madre. Y cuando dejaba a SrtaDíaz con los otros niños también. Y al llegar a casa sin ella.

Mala, mala, mala.

No es algo que sienta muy a menudo, pero hoy sí. Srta Díaz está apuntada a un Campamento Urbano, serán unas horas por las mañanas durante parte de Julio. Tengo mis razones… pero me siento mala madre. Porque no trabajo y aún así le he dejado en el campamento para que juegue con otros niños, para que no esté todo el tiempo metida en casa sólo conmigo, para que desgaste energías.

Y para tener yo tiempo libre para hacer mis cursos…

¡Qué mala madre me siento hoy!

Sintiéndome así de mala he visto que para finales de mes estrenan una peli: Malas madres. De todas formas no iré al cine porque quiero que esté un rato en el Campamento, pero el resto del día es mía, mía y mía.

Oye, igual la pasan en una sesión teta…

¡Sesiones teta en todos los cines por favor!



Rabietas Parte 1: La ropa

Hace unas semanas le comentaba a una amiga que para mi lo peor había sido el año y medio, que ahora estábamos bastante tranquilas…

¡para qué hablaré!

SrtaDíaz está en medio de las rabietas de los terribles dos, que efectivamente empezaron a los 18 meses y son bastante intermitentes. A veces tengo una niña sonriente, cariñosa y muy formal. Otras tengo un bicho enrabietado que llora por todo.

Cuando nos despertamos por la mañana, ella misma es quien elige su ropa y sus zapatos. A veces no hay ningún problema con lo que se quiere poner y me hace gracia incluso lo bien que ha podido llegar a combinar unos piratas y la camiseta, pero otras la elección es del tipo vestido y deportivas, o zapatos de charol con chándal. Y le intento explicar pero de nada me sirve. ¿Dónde pones los límites, si en el fondo tiene razón? Es sólo moda. Pero, ¿y si vamos al parque de arena con un zapato que le rozará y con el que tropezará porque es grande?

nogusta

No me gusta frenar su creatividad, pero hay días en que una no tiene el alma para escuchar Esa no gusta una y otra vez, modelito tras modelito y con lloriqueos desde primera hora del día. Sólo me queda actuar con rapidez y que el zapato (y por supuesto el resto de la ropa) esté puesto antes de que a ella le dé tiempo a pestañear.

A la hora de despertar, si el día se presenta complicado preparo yo la ropa la noche anterior y no le doy opción a pensar en ello o a elegir (¡Qué mala soy!). Es éso o venderle la moto con un plan B atractivo (léase: vestido de piñas).

2016-06-29 08.58.20

¿Vuestros peques son tan… autónomos a la hora de elegir lo que ponerse? ¿Tenéis algún truco?

Sello de Calidad: #Herosupernanos

No me gusta que SrtaDíaz tome chocolate, pero como lo que yo opine les importa un pimiento a su padre y sus tíos, ésta niña ya tiene sus preferencias y entre ellas está el chocolate. Con ésto no quiero iniciar una guerra contra el chocolate o el azúcar, es nada más, que preferiría esperar.

Pero por otro lado soy débil, y sí señores, soy adicta al chocolate. Trato de comerlo a escondidas, pero oye, siempre me pillan el padre o la niña, y me siento un poco rastrera, un poco yonki del azúcar… Pensando que lo va a tomar a la mínima que me descuide, decidí que lo mejor era tener algo en casa con 50% menos de azúcar y un 27% menos de grasas saturadas, para que ya que pica, que lo que tengan cerca sea por lo menos algo más saludable.

Supernanos tiene una nueva Crema de Cacao y avellanas que ¡madre mía! está deliciosa. He tenido que ponerla en lo mas alto del armario para que ninguna de las dos golosas lo tengamos fácil. Es nuestra perdición. De ambas. Por cierto, si queréis probarla, aquí hay un formulario donde la sortean.

Así pecamos en casa. Atentos a la cara de felicidad cuando en un descuido del fotógrafo pudo enganchar el cuchillo:

herosupernanos

Y puntuando del 1 al 5 para el Sello de Calidad de Madresfera tenemos:

*
Sabor.
5++++
¡Qué puedo decir! El sabor es ideal. No notas que tenga menos azúcar. Es cacao con avellana, mi perdición.
*
Textura.
5
La textura perfecta. Ahora con los calores dudo si meterla en la nevera.
*
Aroma.
5
Perfecto, el que debe tener una crema de cacao.
*
Composición del producto.
5
Menos azúcar y menos grasas saturadas. Perfecto para un capricho de vez en cuando.
*
Calificación general.
5++++

 

Guardar

#Hoyleemos: Berta la ballena y Arturo el pez.

Que los libros nos encantan no es ningún secreto: Tenemos un montón en casa. Cuando estaba más soltera y libre que ahora, devoraba los libros. Ahora SrtaDíaz me recuerda ésta aficción, porque es ella quien viene a mi con sus libros, para leerlos una y otra vez… aunque leer también es jugar, y para éso nos vienen genial los libros impermeables que estamos disfrutando ésta semana.

Gracias a Boolino #hoyleemos a Berta la ballena y a Arturo el pez (Podéis encontrarlos aquí). Mi ayudante os enseña uno de los dos libros:

2016-06-14 13.03.16

Y sí, son impermeables, pero también nos los llevamos al parque. El día que llegaron a casa no hubo quien separara a SrtaDíaz de sus libros, los llevó a todas partes: los metimos en la bañera y al salir hubo que sacarlos porque también se vinieron a la trona a cenar.

Flotan muy bien, son manejables para las pequeñas manitas y muy mordisqueables, por lo visto. A SrtaDíaz le gustan por su colorido, sus sonidos y lo blanditos que son al tacto (y al paladar ¡Hacía tiempo que no se queria comer un libro!).

2016-06-21 17.27.48

Os los recomiendo como unos de los primeros libros del bebé, pero para cuando ya se mantienen sentados en la bañera y pueden empezar a disfrutar de ellos. Y la edad límite… bueno, está visto que nosotras de momento no hemos llegado a ella. 25 meses y le siguen gustando.

www.boolino.es

Datos del libro

Autor/a – Ilustrador/a : Géraldine Cosneau
Colección: Mis pequeños libros para la bañera
Editorial: Océano Travesía
Idioma: Español
Edad: 0-2 años
Año: 2016
Formato: Libro de baño
Páginas: 12
Tamaño: 18 x 18 mm.
ISBN: 9786077357537

 

GERMEN DE TRIGO

En mi afán por tener una existencia más saludable, más llena de energía y más todo, me he topado con el germen de trigo. En realidad, lo que yo buscaba era información sobre el Ácido Fólico.

Según e-lactancia, ni el germen de trigo ni el ácido fólico tienen riesgo para la lactancia o el lactante. Éste último, se excreta de modo activo en la leche materna pudiendo primar sobre las necesidades maternas de folato y pudiendo llegar a provocar déficit materno. La lactancia materna exclusiva asegura las necesidades de ácido fólico del lactante. Las necesidades de ácido fólico están incrementadas durante el embarazo y la lactancia (500-600 microgramos/día) y en caso de tomar medicación anticonvulsivante.

germent

El germen de trigo, como cereal, contiene hidratos de carbono ricos en fibra y proteínas. Aporta Calcio, Magnesio, Fósforo, Vitaminas E y B, Zinc, Ácido Fólico… Favorece el cabello, las uñas y la piel. Es bueno para quien padece trastornos digestivos o colesterol.

 El Ácido fólico ayuda a mantener un útero sano y es efectivo en el tratamiento de ciertas anemias (¿no os mencioné la talasemia familiar…?).

Pero ¡¿Qué demonios hago yo sin tomar Ácido fólico?!

Un tip para las buscadoras de tesoros: La vitamina E que aporta el gérmen de trigo favorece la ovulación y ayuda a la implantación del embrión en el útero. La ingesta adecuada de folato durante la preconcepción y durante el embarazo, ayuda a proteger al bebé de muchas malformaciones congénitas y defectos del tubo neural.