6/30 SOBRE MI: La muerte

[Para saber de qué hablo pincha aquí]

6. ¿Qué es lo más difícil que has experimentado?

El 21 de diciembre empecé una entrada que no llegué a publicar, porque tampoco llegué a terminarla. Decía:

Opuestos contrapuestos.

Una de mis mayores pesadillas es soñar que estoy trabajando y despertar en casa. La pesadilla es despertar, en mis sueños trabajar otra vez en la ofi es lo mejor que me podría pasar.

Uno de mis sueños más dúlces es enseñarle a mi abuela una ecografía de su primer bisnieto y ver su cara de felicidad. Es un sueño amargo, porque no sólo es amargo, si no que ya se hizo imposible. La última vez que vi a mi abuela a penas me reconoció, y cada día está peor.

Ése día había nos habíamos despedido de ella para que la fueran ha hacer unas pruebas, y no había vuleto a ser la misma. Murió tres semanas después, y es una de las cosas más difíciles que he experimentado, el saber que se moría y no poder pararlo, no poder hacer nada.

Después de unas semanas de estar ingresada en un hospital público, la llevamos a un centro de cuidados paliativos para que estuviera bien cuidada. Pasamos el cambio de año allí. De repente comenzó a mejorar, parecía que estaba superando la infección en el hígado, su cuerpo pedía otra vez alimentos y medicinas… y entonces se fue.

La muerte es para mi un tabú.

Tristeza

PRÓXIMAMENTE EN 30 COSAS SOBRE MI: ¿Cuál es tu trabajo ideal, y por qué?

Anuncios

9 thoughts on “6/30 SOBRE MI: La muerte

  1. Bueno, yo era bastante joven cuando tuve mi crisis exostencial al respecto y mis miedos a la muerte… pero recuerdo cómo murió mi abuela dándole mi mano, porque mi madre y mi tía se vieron incapaces de quedarse. Llevaba 11 años con demencia senil, y creí ver que recuperaba el conocimiento para agradecerme que estuviera a su lado, y creí ver en sus ojos la tranquilidad del que no tiene miedo a ese momento… hasta eso me enseñó mi abuela!
    Ahora tengo miedo a morir en vida, y por eso la vivo tan apasionadamente. Al resto, ya no tengo miedos!
    Estoy segura que tu abuela también te quiere enseñar muchas cosas a pesar de que ya no esté con vosotros. Estoy segura que la llevas en el corazón y te ayudará a no tener miedo a nada.
    Un abrazo!

  2. Poco más que añadir a lo que te dice Débora. Yo la he visto de cerca y de pasada. Mi madre murió al mes de nacer mi primera hija, pero yo no estaba allí. Me pilló de sorpresa. sabía que estaba enferma, llevaba años así, pero no me esperaba ese desenlace tan pronto. Tenía que haber caído antes, seguramente, cuando hablaba con ella por teléfono, no se acordaba de mí, o se alegraba cuando le decía que su nieta iba a nacer.
    La muerte no debería ser un tabú, porque eso nos hace reprimirnos por dentro, y no ver las maravillas que existen a nuestro alrededor, y por ende, no disfrutamos de ellas, hasta que es demasiado tarde. Tenemos que vivir con nuestros seres queridos todo nuestro día a día, porque sino el día de mañana, nos quedaremos con la idea de que nos faltó vivir apasionadamente algo con nuestros seres queridos.

  3. Yo como un tabú no lo tengo, pero si tengo miedo, perdí a mi madre hace como 2 años y pico (Intento no tener las fechas muy presentes) yo tenia 19, y fué todo muy rapido, tenia cancer desde hace tiempo, pero los medicos le decian que era cuento… cuando realmente supieron lo que tenia era ya muy tarde y duró un mes mas, y ya los ultimos día ni podia hablar, ni moverse ni comer, y a dia de hoy me arrepiento de muchisimas cosas, pero supongo que no puedo estar toda la vida torturandome… con mi padre no tenía mucho contacto mas bien nada, y la vez que fuí a verlo que estaba malito, súper hinflado….ni me reconocío… pero me dolia mas de mi madre, que es la que me crio, no sé verla así….que se muere y no poder hacer nada…. es que escribiendo esto me emociono…no creo que nunca pueda pensar en ella sin emocionarme, un besote gordo para todas 😀

  4. La verdad es que lo más difícil que he experimentado también ha sido la muerte de un familiar. Al año de casarme se murió mi suegra de cáncer (yo la conocía desde que tenía 5 años) y fue horrible porque se fue enseguida no nos dio tiempo ni a hacernos a la idea de que estaba enferma. El año pasado a mi madre se le reprodujo un cáncer que tuvo con 21 años (cuando estaba embarazada de mi hermana). Para mí fue un año muy malo, solo pensar que ya no estaría con nosotros me aterraba, ya que sé lo que es que no esté aquí la otra abuela. Comparto la opinión de las chicas hay que vivir el presente como si no hubiese mañana porque nunca se sabe. Bss

  5. no se, yo igual soy más fria, creo que la muerte es parte de la vida, lo creo firmemente, pero por contra, es algo que no se supera nunca.

    mis abuelas tienen 93 y 87 respectivamente, la primera dice que esta viviendo horas extras…

Un comentario tuyo me haría muy feliz.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s