150 Palabras: Manzana, volcán, río.

Las manzanas no siempre fueron rojas. Las había verdes, amarillas… pero no rojas. Todo ocurrió hace muchísimo tiempo.

Estando en el jardín del Edén, Eva dio un mordisco a una manzana y se la dio a Adán. Él hizo lo mismo, pero como sabía que eso no le iba a gustar a Dios la tiró al río para que la corriente se la llevase bien lejos.

Lo que ocurrió entre Adán, Eva y Dios es otra historia, yo os voy a contar que la manzana mordida llegó hasta la ladera de un volcán que había estado activo hacía millones de años.

Las semillas germinaron y comenzó a crecer un gran manzano.  Las raíces, por venir del paraíso, crecieron fuertes y profundas, llegando a tocar el magma que aún quedaba en el volcán. De ése fuego que no podía quemarlas, las manzanas tomaron un vistoso color rojo, y las llamaron Fuji.

Anuncios

30 thoughts on “150 Palabras: Manzana, volcán, río.

  1. Pero las manzanas queman?? quiero decir, para cogerlas del árbol hay que usar guantes del horno y dejarlas enfriar?? Fuji dices?? Hacen fotos?? jijiji

  2. toma ya… muy buena historia… siempre se ha hablado de Adán y Eva, incluso de la serpiente pero nos habíamos olvidado de la manzana… y yo sin saber esta historia… eres una máquina…

  3. con lo que me gutan las manzanas rojas , rojas y esa manzana gigante, yo podía ser el gusanito de dentro…Y genial el jardín del edén y la historia de su manzana

Un comentario tuyo me haría muy feliz.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s