El Nacimiento de SrtaDíaz: Monitores.

En medio de la semana 40 tenía programada una visita a mi Hospital para una sesión de monitores. Era miércoles, el Sr. Díaz me acompañaba desde la sala de espera [no lo dejaron pasar porque había overbooking de embarazadas y estábamos siendo monitorizadas en grupo] Todo fue bien al principio. Yo estaba bien, bebé se movía bien, nadie intentó pesarme… hasta que me tomaron la tensión y vieron que estaba alta.  Y éso que me había pasado media hora tumbada en una camilla [estaba bastante incómoda por no poder moverme en todo ése tiempo. Panza arriba no es una buena postura cuando tienes tanta barriga].

Yo recuerdo pedir permiso para quitarme las zapatillas, porque los pies me iban a explotar. También tuve complejo de famosa, porque me pareció pillar un par de veces a la chica de enfrente haciéndome fotos (lo digo por el flash, y porque cuando la miraba se escondía) casi la digo que si quería que le hiciese una foto yo a ella, pero me dio verguencilla. Seguramente todo era nuevo también para ella, y a lo que hacía fotos era a mi monitor, ya que yo veía el suyo y ella el mío.

 2014-05-14 11.11.05

Me pasaron a consulta y nos hicieron una eco para comprobar que todo estaba bien. El bebé al parecer estaba muy grande [la ginecóloga se asombró del tamaño de su abdomen] y la nueva medida de tensión seguía alta. Hubo un tacto que corroboró que aún estaba todo verde, y la nueva tensión, otra vez dio alto.

Me explicaron que como el bebé era grande y todo estaba bien, era absurdo esperar más y que querían programarme la inducción para el viernes o el domingo (el Sr. Díaz eligió domingo) pero que las tensiones tan altas les preocupaban y que me pasase por urgencias para hacerme unos análisis y descartar otras cosas.

En la admisión de urgencias me midieron la tensión y se asustaron, me pasaron con mucha urgencia, bajaron silla de ruedas y me trasladaron hasta la planta 5 a través de pasillos y pasillos… en realidad yo ni estaba mareada ni nada, pero debieron pensar que la diferencia entre todas las tensiones que había tenido durante el embarazo y las de ése día si que eran preocupantes.

Pasé el resto del día en una camilla, enchufada a un tensiómetro que cada diez minutos me echaba un pulsito, y a un medidor de oxígeno. Si ya me dolía la espalda antes, mientras esperaba los resultados de los análisis de orina, tumbada y sin moverme durante al menos 4 horas, terminé bastante desesperada. Al pobre Sr. Díaz le tocó aguantar una buena dosis de hospital, supongo que ya empezó a ver lo que se le venía.

Cuando al fin llegaron los resultados, me desenchufaron, comprobaron que la tensión volvía a ser normal, pero vieron que los resultados arrojaban pérdida de proteínas y anemia, así que con todo el dolor de mi corazón, me adelantaron la inducción al viernes con la premisa de que me tomase la tensión frecuentemente y que si tenía de nuevo varias altas, que volviese a urgencias.

Así que me fui a casa, con un día de por medo para hacerme a la idea de que el bebé ya venía.

 

Anuncios

16 thoughts on “El Nacimiento de SrtaDíaz: Monitores.

  1. Yo creí que no llegaría a los primeros monitores y al final me harté de ellos ¡4 o 5 sesiones tuve antes de que obligasen a la bichilla a desalojarme los interiores! Como el resto de indicadores estaban bien (tensión, aguas cristalinas, sin sufrimiento fetal…) esperaron todo lo posible a ver si el parto se producía por sí solo: 14 días después ya me lo indujeron. A ver qué más cositas vas contando a partir de ahora.

  2. Menuda angustia… A mí me pasó algo parecido cuando quise donar sangre una vez, pero no me pareció que fuera para tanto.

    Me alegro que el final fuera feliz, por mucha angustia que hubiera en medio. ¡¡Querría haber estado a tu lado!! Todavía recuerdo cuando leí tu post de que estabas embarazada 😀

  3. bueno, se que al final todo terminó bien pero por de pronto… empieza igual que mi primer parto… y no se a ti pero a mi eso de que me dieran fecha definitiva me dejó un poco chafada porque me hubiera gustado saber lo que era ponerse de parto y dejar a la naturaleza seguir su curso… pero bueno.. el resultado fue igual de bueno 😉

Un comentario tuyo me haría muy feliz.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s