SrtaDíaz: Bebé de 4 meses.

wpid-dsc_2153.jpg

La semana pasada tuvimos las vacunas el viernes y el lunes estuvimos en el neurólogo de pediatría. Vamos, una semana completita… ¡Pobre SrtaDíaz! La verdad es que estoy un poquito desanimada porque en la revisión de neurología le vieron a la peque varias cositas que quieren estudiar.

Después de pasar el fin de semana con fiebre porque las vacunas nos hicieron reacción, ahora yo he cogido un catarro y tengo la cabeza como un bombo, y la peque debe estar así así, porque aunque ya se la ve contenta, tengo que estar con el sacamocos cada dos por tres. Pero no podemos dejar que el ánimo decaiga, que la peque necesita movimiento y felicidad.

¡Qué ya son cuatro mesecitos!

wpid-wp-1410948839032.png

Éste mes lo celebramos con bizcocho de Calabaza.

Cambios en la mamá:

Ya estamos adaptando las rutinas sin SrDíaz en casa por las mañanas, y aunque nos gusta tenerle en casa, a SrtaDíaz le viene bien tener ciertas rutinas de sueño que con él eran imposibles… cuando le siente cerca sólo tiene ojitos para su padre, y le sonríe provocadora para que le diga cositas.

Yo sigo estando un poco floja, voy a pedir cita con mi médico de cabecera porque  cada vez tengo menos energías y la niña cada vez come más, con lo que las cuentas no salen.

Ya no siento ninguna molestia con la cicatriz de la cesárea. Su color es rosado, pero definitivamente es muy discreta. Éste año no he llegado a lucir bikini, pero no se notará nada para el próximo año.

Los pechos últimamente me han dolido, porque SrtaDíaz ha vuelto a su locura diaria de enganchar y estirar. Cuando estamos fuera de casa prefiere no comer para verlo todo bien a su alrededor, no los vacía y ya tenemos el problema. No hemos llegado a mastitis aún, el problema no ha durado más de un día (un par de veces, eso sí). Sigo usando discos de lactancia a diario, y sobre todo por las noches.

Seguimos sin la visita de la de rojo. Y estamos tan agustito.

El pelo se me cae un montón, y entre los efectos del otoño y de los estirones de la peque… ¡me veo calva en invierno!

Cambios en el bebé:

Si el mes pasado descubrió que tenía manos, ahora ha descubierto que el puño se puede abrir y que es mejor chuparse el dedo gordo. ¡O incluso el pié entero! Como ya movía las piernas sin parar, un día descubrió que podía cogerlos con las manos y que le llegaban a la boca.

wpid-img_20140926_232932.jpg

Ya controla sus manos mucho más, tiene mucha paciencia a la hora de coger los muñecos que pesan poco y lo intenta hasta que lo consigue, ¡con la meta de chuparlos por supuesto! Babea mucho, pero aún no hemos tenido que ponerle babero porque es a ratitos puntuales y fácil de controlar. Prefiere cualquier cosa antes que un mordedor, incluso los discos de lactancia que intenta robarle a mamá del sujetador.

Los calcetines le encantan. Los muñecos tampoco escapan a su insaciable boca succionadora. Ya los coge con una mano, con la otra se los acerca, les da la charla en ruso (o vete tu a saber qué idioma es ése) y  los llena de babas. A veces parece que está re-poseídaHabla mucho, pero ha dejado de decir ajos para balbucear sin parar.

Duerme de lado. De uno, de otro, boca abajo, boca arriba… ¡no para quieta en la cuna! Alguna noche he tenido que acudir en su rescate porque se había dado la vuelta medio dormida y no encontraba la manera de volver a su postura original. Voy a tener que ponerle los rodillos anti-vuelco en la cuna por las noches, es la niña croqueta.

wpid-img_20140926_233047.jpg

Durante el día, parece que va durmiendo una siesta de dos horas a medio día, o un par de siestas mas cortas y repartidas. Si no las da, a las ocho y media de la noche ya está rabiosa de sueño y no hay forma de calmarla si no es comiendo. Tengo que leer sobre el tema.

Su alimentación sigue siendo Lactancia Materna Exclusiva y salvo ésos días puntuales, lo llevamos muy bien. Yo ya sé más o menos cuando va a querer, y aunque no da muchas señales (o yo no sé verlas) es suficiente con cogerla en brazos y si abre la boquita de par en par a sabes que es lo que quiere.

En cuanto a su peso, ha subido 600 gr éste mes. Lo comenté con su pediatra en la revisión. Me asusta que parece que llevemos una eternidad pesando 6 Kg y por otra parte no tengo prisa para que sea una niña rolliza… la pediatra nos ha dicho que SrtaDíaz está en percentil 50 de peso y que podemos seguir sin ningún problema con LME hasta que vea que se queda con hambre tras las tomas.  Con 4 meses ha pesado 6.700 kg y medido 65 cm.

Seguimos sin tener un verdadero color de ojos. Depende mucho de la luz del día y del reflejo de la ropa que lleve, pero parecen mas claros que los míos.

Sonríe mucho, pero también llora con algunas personas. Es verlas y llora asustada. Por más que se empeñen en decirme que se tiene que acostumbrar a estar con otras personas que no seamos nosotros, yo creo que el problema no se soluciona dejándola llorar y forzarla a estar con ellos, si no viendo a ésas personas con más frecuencia para familiarizarse y sentirse segura a su lado.

Ríe a carcajadas por cualquier cosa, incluso por comprometer y para que vallamos a hacerle cosquillas.

No sostiene la cabeza durante demasiado tiempo, a no ser que esté entretenida con algo, es decir, cuando la pongo sentada si no la sujeto el cuello titubea. Por otra parte, tumbada sobre su barriga levanta perfectamente cabeza y extremidades contra gravedad. Al principio se apoyaba en los antebrazos, pero ya nada ¡directamente a volar!.

wpid-img_20140929_225725.jpg

La hora del baño a pasado definitivamente a ser por las mañanas. Por la tarde siempre tenemos un plan, unas compras, una visita y no hay manera de fijar un horario. Además, cuando llega una determinada hora la peque ya tiene sueño y no hay quien la toque. Tiene que estar con el pijama puesto a las nueve, porque si no se vuelve una fiera… así que el baño es por las mañanas, después de que mamá desayune. Así matamos varios pájaros de un tiro. Ella se relaja y hace su siesta de por la mañana, limpiamos bien ése bebé de la maxi-cagarruta de la noche (que en ocasiones se sale del pañal) y lavamos ésa cabecita que por la noche ha sudado y tiene el pelo revuelto.

El mejor momento del día es cuando nos tumbamos en la cama y me abraza con todo su cuerpecito.

Anuncios

16 thoughts on “SrtaDíaz: Bebé de 4 meses.

  1. Que cosa mas linda¡¡¡ madre mia lo que se mueve con cuatro meses. Ahora soy incapaz de acordarme como eran mis hijos con cuatro meses. Que rápido pasa todo¡¡¡

  2. Que buen repaso!!! Esta preciosa! Nosotras llevamos 15 meses de lactancia y aún me suelo notar cansada y he adelgazado 20kgs(15de embarazo) fui a hacerme análisis y estoy muy bien, yo creo que es el cambio de vida y que no paramos en todo el día!jeje. Ah!y sigo con discos de lactancia jeje pero uso de tela así no se gastan! Saludos y disfrutar mucho de esos 4 mesitos!

  3. me la como lo linda que está. Lo del pelo es normal que se te caiga mucho ahora. Entre el otoño y que acabas de dar a luz el pobre lo paga y se cae 😦
    Espero que lo del neurólogo se quede en nada y arriba esos ánimos. un besazo

  4. La bichilla sigue igual de enamoradita de su papá desde que nació hasta ahora ¡creo que tenemos la batalla perdida con estas niñas! Yo también quería que la mía tuviera más redondeces, pero a pesar de que siempre ha estado de peso y altura entre el percentil 87-97 ¡nunca ha tenido roscas! Es que es muy larga y tiene todo el peso tan distribuido. La tuya está preciosa y no te obsesiones con el percentil, que eso es sólo orientativo.

Un comentario tuyo me haría muy feliz.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s