SrtaDíaz y mamá. Ése primer encuentro.

Leyendo un post de Desaforando me puse melancólica. La verdad es que no me había parado a pensar en mis sensaciones durante el parto…

Os dejo una cancioncilla para animar la lectura y porque es viernes y ésta canción va a contrarrestar mi sombrita de tristeza, y os cuento un poquito de ése día en el que nació mi pequeña.

Cheerleader – Felix Jahen Remix

Fué inducido, pero pasó todo rapidísimo. Por la mañana llegué después de un buen desayuno y pasé toda la mañana en monitores. Recuerdo cuando llegaron preguntándome el nombre del bebé para preparar el papeleo ¡Qué emoción nombrarla por primera vez! Pero después del consejo de varias de vosotras sobre que no podía estar segura al 100% sólo por una eco 4d estaba con mis dudas sobre si sería niño o niña. Yo estaba sóla en monitores en con una mujer muy triste porque le harían una cesárea como con sus otros dos hijos diciendo que aquello era horrible, con mi madre entrando y saliendo y el SrDíaz arreglando papeleos en su escuela y en el INEM.

Cuando ya se olía la comida por el pasillo y a mi nueva compañera de monitores se disponía a comerse una hamburguesa (una chica en la semana 34 con hemorragias) me hicieron de nuevo un tacto, revisaron mis stats (las gráficas de monitores) y pasamos a las prostaglandinas. En ése momento sentí algo de incertidumbre y mucho nerviosismo ¡Ya era todo tan real!

Me subieron a planta, y allí empecé a sentir dolor. No me importó estar en una planta distinta a la de maternidad (que estaba a tope por el babyboom de la luna llena) y aunque al principio intenté darme paseítos y no pensar en nada, enseguida me agobié. Pedí a SrDíaz que les dijese a sus hermanos que no viniesen ahora a verme, que no estaba para recibir a nadie con semejante cuerpo. Luego me enteré de que no me hicieron caso, y que encima se molestaron porque no les quería a mi lado, pero ésa es otra historia…

Tanto dolor era demasiado para mí y sólo pude pensar en gritar y llorar. Ni en hacer fotos, ni en narrar el minuto a minuto ¡Aquello era horrible! Sólo quería que SrtaDíaz naciese ya.

Conté todo el proceso de dilatación aquí y puedo asegurar que en ésos momentos no sentía miedo, sólo dolor. Es curioso porque a mi me asusta mucho el dolor, pero como se suponía que era normal no me preocupaba. El miedo llegó cuando me dijeron que había que hacer una cesárea de emergencia, pero fueron sólo unos minutos. Sólo recuerdo que me estaban preparando en el quirófano y de repente me desperté con la sensación de estar en una nube.

No sentí nacer a mi bebé, no sentí que me limpiaran o cosieran. No escuche su primer llanto ni olí su cuerpecito recién nacido. Cuando llegué a la habitación había estado allí tanta gente que me sentí ajena a ésa escena. SrtaDíaz estaba dormida en su cunita transparente, tan bonita como en un sueño, pero me habían robado un reencuentro que podía haber sido precioso.

Una espinita que tengo clavada es que todo el mundo vio a mi bebé antes que yo. Menos mal que de éso me enteré más tarde. Sus tíos que estaban allí le hicieron fotos y cuando yo llegué a las tres horas, todo el mundo (incluso gente que no conozco) ya las había recibido.

No me gustó haber estado ausente de su lado las primeras horas de vida, pero lo pude evitar y desde entonces aprovecho cada minuto a su lado para comérmela a besos.

Anuncios

17 thoughts on “SrtaDíaz y mamá. Ése primer encuentro.

  1. Te estaba leyendo y me has recordado muchísimo a mi propioparto. Yo quería pasar todo el proceso a solas con mi marido pero vino la familia a tocar las narices… y eso que no avisamos a primos ni nada. ¿Por qué la gente no se da cuenta de que eso es un momento íntimo? En fin… menos mal que luego pudistre aprovechar cada minuto con tu peque y comertela a besos a la mínima de cambio 🙂

  2. Sentida narración con el atractivo de lo auténtico. Discrepo en un punto. No estuviste ausente, sino presente de otra manera. Mi heredera y mi heredero nacieron así, los dos de milagro, y ahí siguen, a los 23 y 22, haciendo lo mismo Srta Díaz al nacer, buscarse la vida. Buen finde.

  3. A veces las cosas van como van!! Pero viviste tu parto casi hasta el último momento y lo mejor es que que más da perderse unos minutos cuando hay toda una vida por delante. Y eso que los partos van como van yo con mi tercer hijo estaba muy convencida de que quería un parto natural y al último momento era para verme suplicando que me pusieran la epidural.

  4. te entiendo yo tambien tuve cesarea…No te pongas triste!!!tno te preocupes si tus ojos no fueron los primeros en verla, ella te conoce a ti antes que a nadie, por tu calor, tu olor tu voz…tu has tenido la exclusividad de llevar a tu bebe dentro de ti, notar sus movimientos y darle vida y en eso nadie te gana ni ganara!!!!

  5. No sabes la desazón que me has dejado en el cuerpo cuando te he leído. Siento mucho que tuvieras que pasar por eso. Debe de ser una sensación y una impotencia…
    Ahora aprovecha todo lo que puedas a tu pequeña. Os lo merecéis.

  6. Yo estuve 15 horas de parto… Desde las 8 de la mañana que me ingresaron hasta las 23:08h que nació mi hija, aunque la matrona que terminó el turno a las 21h me dijo que nacería al día siguiente…
    Recuerdo que, como estaba muy de acuerdo con el protocolo del hospital, no hice plan de parto, pero la única condición que puse, y que no dejé de repetirle a mi marido en ningún momento fue que, en caso de cesárea, dejaran a la niña con su padre y que NADIE los molestara. Me dijeron que los dejarían en una sala a parte en la misma planta que los quirófanos. Pero que, en caso de tener que subirlos a la habitación, no les dirían el número de habitación a ningún familiar hasta que yo estuviese con la niña. Al final fue parto natural y no apartaron a la niña de mi pecho en ningún momento. Yo no lo habría soportado.

    Ahora están para comérselas a cada momento, sí… A mí lo que me pone medio triste es ver lo rápido que pasa el tiempo… =P

  7. Me has hecho sentir indignada, no quiero que me pase eso. No avisaré a nadie de que estoy de parto y mira que Futuro Papá es el primero que me dijo eso y no quería hacer caso…

    Ay, mi niña, ahora a aprovechar el resto de su vida 😘😘😘😘

  8. Yo también he tenido ese sentimiento de robo de ese primer momento, de intimidad inicial…Me lo enseñaron unos segundos, casi a un metro y yo sin gafas! No vi nada, y cuando subí a la habitación todos hablaban de lo guapo y grande que era…menos yo! Como te entiendo….

  9. De verdad que impotencia… no pudo haberse evitado porque se complicaron las cosas pero es verdad que no tienes ese primer instante en que tu niña solo tenia que verte a ti nada mas nacer.

    No guardes los recuerdos malos

  10. qué rabia esa intromisión, por suerte ahora ya pasan mucho tiempo juntas!

    lo que no entiendo es por qué dudabas si sería niño o niña, si yo te lo dije desde el primer momento: NIÑA SEGURO xD

  11. Has descrito a la perfección lo que sentí yo cuando me bajaron de reanimación… hubiera deseado estar todo ese tiempo con él a mi lado y no fue así. Estuvo en la habitación con su padre y demás familia y fui la última en poder tenerle en brazos… me quedó una sensación de vacío que siempre intento llenar

  12. La gente es lo peor, no me lo puedo creer, qué rabia!!!! Por qué lo hicieron y por qué Sr Díaz lo permitió?????? Es alucinante.
    Ojalá pronto arreglen en las maternidades eso de no poder estar con el bebé si te hacen cesárea.

  13. Vaya, es una faena no haber estado a su lado las primeras horas, pero ahora la puedes disfrutar todos los minutos del día!! No te des mal por cosas y personas que no entienden que hay momentos y momentos.

Un comentario tuyo me haría muy feliz.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s