SrtaDíaz: Bebé de 24 meses.

IMG_1698-2

Éste mes lo celebramos con una tarta de fresas y una vela de Minnie Mause.

Cambios en la mamá:

Me estabilice en el fabuloso peso de 10 kilos menos que antes y 20 menos que en el final del embarazo, pero sigo siendo muy corpulenta. He tenido que comprarme ropa más pequeña de talla y no hago ningún tipo de dieta, pero me gustaría seguir adelgazando porque aún me sobran otros 10 kilitos… lo que pasa es que no tengo ninguna motivación para ponerme a ello. Soy una perezosa. Además, últimamente estoy teniendo algún que otro ataque de ansiedad de los que terminan en empacho.

En cuanto a la regla, al principio a penas me dolió, pero con los meses está empezando a molestar de nuevo, aunque no a tanto nivel como antes del bebé. Los ciclos son algo más regulares, noto la ovulación (cosa que antes no hacía) y el spm es muy fuerte, sobre todo a nivel emocional.

Cambios en el bebé:

SrtaDíaz no habla mucho con otras personas, pero sabe lo que quiere. A mi me habla, cada día me sorprende con una palabra nueva que ha oído, pero he descubierto que lo que le gusta es hacerme los coros cuando canto. Une dos palabras sin problemas, ya vamos a por las tres que es algo menos frecuente en ella.

Ésta niña va camino de ser más tímida que mamá, pero en la misma línea. Igual se esconde detrás de mí cuando vemos a algún conocido, que se lanza a abrazar y besar a una niña que acaba de conocer. Muchas veces se asoma al balcón y saluda con un ‘hola ¿Qué tal?‘ a todos los que pasan. Le cuesta entrar en un círculo de más de tres personas y hay que darle tiempo para que observe y sea ella quien decida actuar y moverse… es algo que no todo el mundo entiende.

Ya no muerde todo lo que encuentra, solo de vez en cuando. Ha empezado a chuparse el dedo cuando está nerviosa, de la misma manera que he visto que ya hacían otros amiguitos suyos de la guardería.

Ha vuelto a una etapa escaladora y no para de ponerse en situaciones críticas y de tenerme con el alma en vilo. Ella sola se sube a la trona cuando me vé cocinar algo que le gusta especialmente.

A los diez meses comenzó a andar agarrada a los muebles, se calló y perdió la confianza en sus piernas… continuó por los muebles pero no se soltó hasta los 15 meses. Fue un día persiguiendo al perro de su tía que se dio cuenta de que andaba: ¡fué una sorpresa para todos! Y desde entonces, cada vez mayor distancia pero con andares de pato. Ahora ya corre de una manera muy graciosa, y está aprendiendo a saltar.

Subimos las escaleras de la mano, aunque sabe subir sola, pero son muchas y se cansa. Vamos contando y ella sola puede llegar al ocho (no siempre ¿eh?) porque ha memorizado la secuencia. Cuenta sólo hasta el tres.

A la hora de dormir es maravillosa. Desde que a los 13 meses empezara a dormir sola, su sueño fue mejorando y ahora duerme casi del tirón la friolera de 12 horas, salvo la noche del domingo al lunes y cuando estamos un poco pachuchas alguna de las dos (tenemos simbiosis). También hace siesta después de comer aunque siempre intenta liarme y saltárselas. Es una situación terrible porque su genio con sueño es un poco rebelde y malhumorado.

Come lo mismo que nosotros. Sólo tolera purés si se los dan la abuela o la tía y la comida debe estar salpimentada y a ser posible con una buena salsa de mostaza. En cierto sentido, todo lo que le gusta a su padre, le gusta a ella ¡Tiene un paladar! Seguimos con el pecho, sobre todo al dormir y al despertar, y de vez en cuando entre horas. Si le ofrezco ella ya me dice si le apetece o no, y le gusta que sea siempre en nuestro sitio del sofá. También toma leche de vaca de vez en cuando y le encanta el queso.

En cuanto a su peso, en el último año ha engordado 2 kilos y medio y ha crecido 12 centímetros.

Sabe lanzar la pelota y darle una patada, cada vez más lejos. Juega con otros niños ya compartiendo por un tiempo actividades. Es capaz de imaginar que está cocinando, prepara cafés, le pone sal a los huevos fritos y cuida de un muñeco con tanto amor que incluso le pregunta si tiene frío o si quiere que le coja en brazos.

Me encanta cuando la pido una sonrisa para la foto y me enseña todos sus dientecitos con felicidad en la cara.

7 thoughts on “SrtaDíaz: Bebé de 24 meses.

  1. Qué guay. Me ha entretenido un montón leer los avances de la pequeña y podía imaginarla gritando por el balcón para saludar a la gente jejejejeje. Menuda pinta la tarta, por cierto… qué hambre!

  2. La mía a su edad también era tímida y sólo hablaba cuando estábamos solo sus padres y hermano, ni de lejos le gustaban las aglomeraciones y ahora… sociable a más no poder aunque tarda en coger confianza😉
    Entráis en una etapa muy bonita, disfrutarla😉

Un comentario tuyo me haría muy feliz.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s