Una confesión, es inevitable

Empecé éste blog hace algunos años. Ya tenía otro, en el que escribía cuentos y desahogaba mi día a día, pero pensé que necesitaba un poco de privacidad… ¡y qué curioso! Ése blog a penas lo conoce nadie y éste, bueno, éste ya lo siguen algunos conocidos y algunas de mis chicas favoritas, aunque no me comenten ni lo mencionen mucho.

¿La culpa? Pues de una misma que es torpe en las redes sociales y del teléfono que es un chivato y comparte donde no tiene que compartir. Éso hace que últimamente me de un poco corte escribir, porque no es lo mismo tener al otro lado a millones de desconocidos que a tu vecina de enfrente, por ejemplo. Que a ella se lo cuentas con cariño, pero si tu cuñada se entera de algunas cosas… bueno, mejor no sigo por aquí.

pluma

Éste blog empezó siendo de auto ayuda, para motivarme a tener una vida sana, hacer ejercicio y ser una #curvy anónima pero feliz. Luego llegó a mi ansia de maternidad, más tarde una niña y aquí estoy, igual que antes: gordita e intentando motivarme por hacer deporte pero sin conseguirlo. Las mismas ansiedades pero menos miedos. Más arrugas y cicatrices, pero siempre tratando de superar los malos ratos para que incluso en la foto más oscura salga un pequeño brillito.

Entre mis horas me nominó al Blogger Recognition Award y me ha recordado que estoy empezando una nueva etapa. Soy la misma, pero voy a tratar de ver más lo positivo, de avanzar y mejorar cada día. Voy a empezar de nuevo (¡Dichosos propósitos de año nuevo!).

No voy a seguir las normas del premio, que podéis ver en su blog. Le agradezco mucho la nominación (Siempre es maravilloso que se acuerden de una) pero no tengo nada que aconsejar a nuev@s bloggers porque tod@s ya saben más que yo… sólo quería que me conociérais un poquito más los que seguís por aquí pese a todo y los que vais llegando nuevos.

Si es cuestión de confesar… y ya que volvemos unos añitos atrás, os dejo una canción que siempre me ha puesto tierna melancólica, y que he cantado millones de veces con mi propia guitarra. A veces extraño a la Shakira de ésos años, tal y como me extraño a mi misma aunque os repita mil veces que sigo igual.

Inevitable – Shakira

Guardar

Guardar

19 thoughts on “Una confesión, es inevitable

  1. Cómo te entiendo. A mi también me ha costado mucho dar el paso de salir del nick para ser algo más aunque todavía me cuenta ponerme para la foto o salir en ella por miedo a ser reconocida. Tanto tiempo en la sombra y ahora resulta raro.

  2. Bueno, si es que hoy más de una seremos y nos sentiremos, Sra. de Diaz… por todo y hasta en lo de extrañar a la Shakira de esos tiempos… y es que aún suena a todo volumen en el stereo de mi camioneta.

    Un beso y buen fin de semana.

Un comentario tuyo me haría muy feliz.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s