Una visita a la guardería.

Cada vez que tengo la oportunidad de pasar una mañana en la guardería os puedo asegurar que la noche anterior no duermo bien de la emoción. Me encanta participar en los talleres para padres, pero la verdad es que prefiero los talleres con niños.

Sé que ésta entrada la tendría que haber publicado antes por la temática del taller, pero lo importante en éste caso es recordar las rutinas de ésta clase de niños de 2-3 años porque el año que viene tendremos que cambiar de colegio y seguramente las dos lo echemos de menos.

No habrá fotos del aula porque es un centro educativo público y no nos lo permiten… pero os contaré que es muy grande y tiene varias áreas separadas por muebles bajos. Frente a la entrada, está el área de colchonetas que es el lugar donde esperan y reciben a los padres. Allí también empieza su día con una Asamblea.

En la asamblea todos se sientan en círculo sobre sus cojines. El año pasado los usaban también para dormir, pero ahora ya no hacen siesta mañanera. La tutora les saluda, les hace percepciones sobre el tiempo y la ropa que llevan puesta. Ahora estamos en otoño y algunos niños tenían manga larga, pero otros corta porque en el centro tienen calor. Ellos lo comprobaban a la vez que ella lo decía. Además, vimos el color del que tenía cada uno los calcetines.

Cada niño lleva un juguete a clase y se lo enseña a sus amigos, pero la tutora los recoge antes de seguir. Lo que todos esperaban llega ahora: el momento de leer (y teatralizar) cuentos. Son almas voraces de acción. Se saben los cuentos pero los viven, y sé que ésto en parte es culpa de ésa maestra tan implicada.

Luego viene un rato de juego libre, donde llueven pelotas, megablocks, bebés, fruta. Tienen cocinitas y siempre todos quieren el mismo juego. Hay niños que se acercan a la pila de libros y se ponen a hojearlos. Otros que hacen carreras, otros que pasean carros con bebés…

Mientras en las mesas la tutora prepara las hojas (sin perder de vista a los pequeños revolucionarios) y los rotuladores para la sesión de dibujo. Pero si hay un taller, prepara la témpera, pinceles y cartulinas. Un día habían forrado las mesas de papel craft y habían hecho stencils con hojas, pasando el rodillo en todas direcciones.

Hoy tocaba sellos con patata y aquí la atención fue más personalizada, pues cada vez llamaba a uno y se ponían juntos a estampar. Para éso estaba yo allí, por supuesto. Y el tema era Halloween, así que os podéis hacer una idea de la fecha del taller…

wp-1477994800766.jpg

La hora del baño es muy divertida. Casi todos están ya sin pañal, y aunque la primera ronda, al llegar a clase, la hacen de dos en dos, ahora van todos a la vez. Les encanta. Es mencionar el tema y cuando te das cuenta ya están todos con el culito al aire haciendo fila, pero amontonados para sentarse en las mini-tazas del váter.

A media mañana comen galletas, bocadillos o algún bizcocho típico de la zona con zumo. Cada día es uno de los niños quien reparte los vasos a los amigos. Todos sentaditos parecen por unos minutos mudos.

Yo me quedé con ellos hasta que salieron al recreo, haciendo un tren que pronto se dispersó en todas direcciones. Les encanta la arena, allí tienen columpios, palas, coches… ¡y son libres!

Me lo paso genial cada vez que voy. Río, hago cosquillas, cuento cuentos, hago torres, dibujo… ¡no hay ni un minuto que perder! y todos los niños son maravillosos, inocentes y felices. Ésa alegría es contagiosa, y os la recomiendo sin dudar.

Cuando vamos a recogerlos a última hora de la mañana todos están sentados de nuevo en asamblea, pero cada día uno de ellos acompaña a la maestra y abren juntos la puerta a los padres, que esperamos ansiosos al otro lado el momento de abrazarlos y pedirles que nos cuenten lo que han hecho ése día.

3 thoughts on “Una visita a la guardería.

  1. Madre mía que divertido!! por cierto no entendí la hora del baño también se bañan allí? en la nuestra solo hay baños pero con váteres muy pequeños para ellos.. t refieres a duchas? La verdad es que se nota que allí está todo muy bien organizado aquí imagino que también pero a los papas solo nos llaman cuando hay fiesta por ejemplo ahora en navidad un ratito por la mañana…

Un comentario tuyo me haría muy feliz.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s