Las texturas: El sentido del tacto

Hoy toca tocar cosas. Tocar, tocar… ¡Hay tanto que podemos tocar! El sentido del tacto es uno de los que menos tenemos en cuenta, no sabemos apreciar, al menos yo, las cosas suaves hasta que nos topamos con algo rasposo como un estropajo y una cacerola bien sucia.

Lo primero que se me ha pasado por la cabeza es hacer plastelina casera o algún tipo de Kinetic Sand, pero una mamá ya ha comentado que va a llevar harina, y sería un poco más de lo mismo.

2017-02-23-09-34

¿Y si busco algo suave? me dije. Y mientras pensaba en plumas, me acordé de las bolsas sensoriales ¡Qué interesante mundo! Pero desde ya os cuento que ha sido un fracaso absoluto: A SrtaDíaz no le gustó la idea de tocar algo pringoso como es la crema (aunque estuviese plastificada) y como además no encontraba los colorantes ni la purpurina para darle emoción al tema… pero lo volveré a intentar.

Llegados a éste punto ha sido un poco complicado elegir. Estropajos, esponjas, cepillos, sales de baño… todo es textura y está muy trillado. Al final opté de nuevo por una manualidad:

2017-02-23-09-04Recortamos unas manos de cartulina y les pegamos lo que teníamos que palpar, plumas y algodón. Sigue un poco la idea de los libros de texturas, pero he puesto palitos para que los pudiese sujetar mejor. Ésta mañana SrtaDíaz se ha levantado de mal humor y no lo quería ni acercarse a ellas, me he quedado un poco frustrada. Fracaso de nuevo.

¿Sabéis qué es lo que ella quería tocar? A última hora mientras la peinaba para ir al cole lo ha descubierto. La sencillez al poder: El bote de galletas. Quiere tocar galletas.

2017-02-23-09-06A lo mejor el universo quiere decirme que mejor no me complique la vida.

Anuncios

5 thoughts on “Las texturas: El sentido del tacto

  1. Jajajaja no te preocupes guapa!! Cada niño es un mundo, mis tres hijos a veces reaccionan muy diferente con estas cosas, unos sienten gran interés y otros menos. Otras veces, me di cuenta que cuanto más crecen más se interesan. Las cosas pringosas, gustan a unos y a otros no, en casa se atrevería más mi hijo que mis hijas. Tú lo has intentado y eso es lo importante. Como se dice en Montessori, “sigue al niño”, ves haciendo las cosas en base a como es tu hija y a lo que ella prefiere y se decanta.

    Un beso

  2. jjajajajaj! nosotros plastificamos hace poco gel y le echamos purpurina y hay días que le echamos unas cuantas horas al asunto de tocarlo!!jajaj. Me encanta tu niña, nosotors complicándonos y ellos tan sencillos!jeje, un besazo!

  3. Sí, aquí pasa muy a menudo… Por más ideas chulas que se me ocurren, Niño Fúturo sólo quiere lo más sencillo. Supongo que tendremos que dejar ser las guays para cuando nos lo pidan…

  4. Jajajaja me encanta lo de tocar el bote de las galletas!
    Poco a poco, hay niñ@s que de meten de lleno a cosas pringosas y hay otros que ni mancharse un dedo, pero no pasa nada, conforme van creciendo crece también su curiosidad.
    Un abrazo!

Un comentario tuyo me haría muy feliz.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s