Miércoles Mudo: A vista de tripa

No hice fotos todos los meses, ¡y ahora que lo pienso habría quedado genial!

Ésta es la semana monotemática dedicada a SrtaDíaz

.

Anuncios

El Nacimiento de SrtaDíaz: Inducción.

La noche antes de la inducción, parece que mi cuerpo supo lo que se le venía y empecé con contracciones. Dolían un poco, pero respirando profundamente pasaban, y no eran tan frecuentes como para ir a urgencias. Yo estaba contenta pensando que si empezaba ya en casa, el trabajo estaría algo más hecho y sería menos medicalizado, pero llegó la mañana sin novedad. Desayuné bien, como me recomendó la ginecóloga, pero demasiado pronto porque de los nervios no podía comer.

El viernes entré pronto al hospital. Mi madre me acompañaba, muy asustada. Para ella inducción era sinónimo de cesárea, y éso era lo peor que le podía ocurrir a alguien. Yo iba como quien no sabe qué va a pasar… casi feliz, nerviosa, era una sensación rara, como de ser otra persona, un mero observador.

Firmé los papeles para la inducción y ya me preguntaron el nombre de la niña, los apellidos, como si fuese ya todo cosa hecha. Y yo seguía sin creerlo, por supuesto. Pasamos un rato en el box de monitorización, con otra chica y su madre, lo que le vino muy bien a la mía [le encanta hablar con la gente]. Al principio me dejaron estar en un sofá en vez de en una camilla, y la verdad es que la diferencia es muy grande. Luego no sé qué vieron en el resultado de la máquina, que volvieron a ponerme el tensiómetro y el medidor de oxígeno.

Al pasar a la consulta, tras el tacto [y aquí tengo que aclarar que a mi los tactos no me dolieron hasta el momento, que muchas chicas se quejan de lo doloroso que es… pero en mi caso no fue así], comenzamos con la inducción propiamente dicha. Estábamos igual de verdes que el miércoles, así que pasamos al própex, o inducción por prostaglandinas. Ahí si que fue incómodo porque lo pretendían poner bien arriba y éso es como una tira de tela larga. Pero vamos, que no me acuerdo mucho porque fue menos de un minuto. Luego de vuelta a monitores, castigada en la camilla porque sentada no se captaba bien el latido… vuelta al dolor de espalda, el tensiómetro echándome pulsitos, el control de oxígeno en sangre. Pasó mucho rato, cambió mi compañera de box, llegó al fin el Sr. Díaz…

image

Como a la una de la tarde ya se olía a comida por los pasillos, y a mi me prometieron una bandeja, porque ya me habían asignado habitación y podría pasar el resto del tiempo allí. Ellos estimaban que podía pasar un día entero hasta que empezase a dilatar… pero vamos, que en cuanto me subieron a la habitación (en una sección diferente a la de maternidad porque ése día el hospital estaba al completo por el babyboom de la luna llena) la cosa empezó a ponerse dolorosa. Es el dolor más horrible que puedo recordar hasta el momento. No podía estar de pie ni tumbada, sólo retorcerme de dolor… no paraba de pensar que ni uno más. Creo que estuvimos así una hora hasta que el Sr. Díaz no pudo aguantar más y llamó a las enfermeras. Tenía contracciones dolorosísimas cada minuto. Y reconozco que no me corté ni un pelo y gritaba y berreaba fuera de control porque era lo único que me hacía sentir mejor. Las graciosas de las enfermeras de planta llamaron a paritorio, pero tuvieron la cortesía de preguntar antes si ya no quería comer.

A ésas alturas ni hambre, ni sed, ni leches. Solo quería tener al bebé YA.

Me volvieron a reconocer y había dilatado 3cm y medio, todo estaba en marcha, y tras sacar el propex me asignaron un box de dilatación y me preguntaron si quería epidural… mi respuesta fue que si éso iba a seguir doliendo así, que dónde había que firmar.

El Nacimiento de SrtaDíaz: Monitores.

En medio de la semana 40 tenía programada una visita a mi Hospital para una sesión de monitores. Era miércoles, el Sr. Díaz me acompañaba desde la sala de espera [no lo dejaron pasar porque había overbooking de embarazadas y estábamos siendo monitorizadas en grupo] Todo fue bien al principio. Yo estaba bien, bebé se movía bien, nadie intentó pesarme… hasta que me tomaron la tensión y vieron que estaba alta.  Y éso que me había pasado media hora tumbada en una camilla [estaba bastante incómoda por no poder moverme en todo ése tiempo. Panza arriba no es una buena postura cuando tienes tanta barriga].

Yo recuerdo pedir permiso para quitarme las zapatillas, porque los pies me iban a explotar. También tuve complejo de famosa, porque me pareció pillar un par de veces a la chica de enfrente haciéndome fotos (lo digo por el flash, y porque cuando la miraba se escondía) casi la digo que si quería que le hiciese una foto yo a ella, pero me dio verguencilla. Seguramente todo era nuevo también para ella, y a lo que hacía fotos era a mi monitor, ya que yo veía el suyo y ella el mío.

 2014-05-14 11.11.05

Me pasaron a consulta y nos hicieron una eco para comprobar que todo estaba bien. El bebé al parecer estaba muy grande [la ginecóloga se asombró del tamaño de su abdomen] y la nueva medida de tensión seguía alta. Hubo un tacto que corroboró que aún estaba todo verde, y la nueva tensión, otra vez dio alto.

Me explicaron que como el bebé era grande y todo estaba bien, era absurdo esperar más y que querían programarme la inducción para el viernes o el domingo (el Sr. Díaz eligió domingo) pero que las tensiones tan altas les preocupaban y que me pasase por urgencias para hacerme unos análisis y descartar otras cosas.

En la admisión de urgencias me midieron la tensión y se asustaron, me pasaron con mucha urgencia, bajaron silla de ruedas y me trasladaron hasta la planta 5 a través de pasillos y pasillos… en realidad yo ni estaba mareada ni nada, pero debieron pensar que la diferencia entre todas las tensiones que había tenido durante el embarazo y las de ése día si que eran preocupantes.

Pasé el resto del día en una camilla, enchufada a un tensiómetro que cada diez minutos me echaba un pulsito, y a un medidor de oxígeno. Si ya me dolía la espalda antes, mientras esperaba los resultados de los análisis de orina, tumbada y sin moverme durante al menos 4 horas, terminé bastante desesperada. Al pobre Sr. Díaz le tocó aguantar una buena dosis de hospital, supongo que ya empezó a ver lo que se le venía.

Cuando al fin llegaron los resultados, me desenchufaron, comprobaron que la tensión volvía a ser normal, pero vieron que los resultados arrojaban pérdida de proteínas y anemia, así que con todo el dolor de mi corazón, me adelantaron la inducción al viernes con la premisa de que me tomase la tensión frecuentemente y que si tenía de nuevo varias altas, que volviese a urgencias.

Así que me fui a casa, con un día de por medo para hacerme a la idea de que el bebé ya venía.

 

Semana 40 de embarazo

Escribo ésta entrada un par de semanas después, desde la comodidad de saber que los síntomas ya han desaparecido y con la objetividad de que ya no soy la misma persona. Puedo decir que no hecho de menos ninguno de los síntomas, pero sí extraño la tripita.

¡Y qué agustito está una pudiéndose poner cualquier tipo de zapato otra vez! ¡Y sin ardores! ¡¡Y sin ése constipado que llevaba un mes con nosotras!!

LogoVERDE01

¿DE CUÁNTO TIEMPO?

40 semanas

PESO GANADO:

No me pesé ésta semana, y nadie lo intentó, pero digamos que en total éste embarazo me ha costado 10 kilos como mucho, ya que en la última revisión íbamos por 9…

¿COMPRAS?

Con la llegada del bebé tan cerca, nada de compras… lo que tenemos es lo que hay.

SUEÑO:

Duermo muy mal. El bebé parece que se mueve más por las noches, y si a éso le sumamos el tamaño de la tripa, y lo incómodo de las posturas… éso sí, sigo durmiendo abrazada a una almohada gigante, que es un gran alivio. El Sr. Díaz protesta entre risas que ya no cabemos los cuatro en la cama.

MEJOR MOMENTO DE LA SEMANA:

En realidad no es el mejor. El miércoles en monitores se vio que el bebé estaba bien, que era grande, pero que yo estaba perdiendo proteínas, tenía la tensión muy alta y anemia… en un momento pasamos de tener una inducción programada para el domingo a tenerla para el viernes… sí, con la luna llena.

¿MOVIMIENTO? 

Mucho. El bebé no debe encontrar la postura ahí adentro… claro que es posible que sea porque no tiene espacio suficiente. Yo por mi parte paso gran parte del día con la barriga al aire, intentando darle masajes a ése piececillo rebelde que me aprieta en el estómago para que cambie la postura.

2014-05-15 09.39.53

¿ANTOJOS?

Nada especial.

¿SEXO DEL BEBE?

Niña.

¿CONTRACCIONES?

La noche antes de la inducción comencé a tener contracciones cada 20 minutos, algo molestas (no sabía yo bien cuánto podían llegar a doler) como dicen por ahí, de riñones.

SÍNTOMAS: 

Acidez, pies hinchados, tanto que no puedo ponerme ningún zapato, menos mal que hace buen tiempo y puedo ir en chanclas a todas partes.

También me cuesta estar sentada en cualquier parte, y me paso el rato botando en la pelota de pilates.

¿OMBLIGO ADENTRO O AFUERA?

Está adentro, ya no va a salir.

ESTADO DE ANIMO:

Acelerada. Nerviosa porque ya llega el momento.

ESPERANDO CON ANSIAS:

Esperaba que el bebé tuviese ganas de salir por sí misma en éstos días, pero al final no pudo ser, estaba muy arriba y tuvimos que ingresar en el hospital para la inducción.

Semana 39 de embarazo

Escuchando ésta canción que me gusta mucho, enlacé con ésta otra, que ya había escuchado en Ricky Martin y se me ha quedado pegada, así que ahora os la comparto.

Franco De Vita ft Gianmarco – A medio vivir

Ahora mismo, terminando las 39 semanas, me encuentro hecha polvo, cada vez que estoy un rato de pié me duele un montón la espalda, y si estoy sentada, al levantarme es el abdomen lo que me duele…

A raíz de un tacto que me hicieron el martes para comprobar que no había rotura de bolsa (porque yo me sentía húmeda todo el tiempo y empapaba la ropa interior) resultó que el cuello estaba blandito pero alto, y que la niña se había desencajado. No había rotura, era aumento de flujo. El caso es que llevo manchando desde entonces, muy poco, pero cada vez es mas marrón, más color sangre. Me asusta un poco, pero en el papel para ir a urgencias ponía bien claro que el manchado debe ser como una regla normal para acudir al hospital, y ésto es muy poco. Serán obsesiones de primeriza.


LogoVERDE01

¿DE CUÁNTO TIEMPO?

39 semanas

PESO GANADO:

Ya, para lo que queda, adiós dietas, adiós báscula.

2014-05-05 18.15.36

¿COMPRAS?

Nada pre-mamá, pero alguna cosita mona para el bebé, no mucho, porque hemos tenido la suerte de heredar ropita bastante apañada, y hasta que no veamos la talla y peso de la criatura no me atrevo a comprar. La verdad es que tampoco soy muy compradora, el Sr. Díaz es quién se encarga siempre de todo lo relativo al tema ropa/accesorios.

SUEÑO:

Duermo fatal. Cualquiera diría que me estoy poniendo nerviosa… pero es que cada vez que me doy la vuelta, me despierto y me cuesta volver a dormir y coger la postura. A veces incluso estoy completamente insomne por horas, sin motivo alguno.

MEJOR MOMENTO DE LA SEMANA:

Los fines de semana, con el Sr. Díaz en casa siempre son el mejor momento. Siempre estoy más tranquila porque no tengo que estar pendiente de todo y no me importa lo que pueda pasar, porque sé que él lo puede solucionar.

¿MOVIMIENTO? 

Se mueve, se estira, da golpecitos… cuando el Sr. Díaz le hace pedorretas en la tripa, ella da saltitos por otro lado.

¿ANTOJOS?

Ésta semana se me antoja dormir a todas horas… otra  cosa es que pueda o no.

¿SEXO DEL BEBE?

Niña.

¿CONTRACCIONES?

Sí, muy a menudo, pero siguen sin ser regulares. Algunas ligeramente dolorosas, pero nada mortal.

SÍNTOMAS: 

Sigo con acidez. No siempre, pero la noche que no me tomo la Ranitidina, es la noche que me despierto con dolor de estómago, así que aunque ése día esté mejor, no puedo dejarlo.

He perdido el tapón mucoso, en varias veces. Lo noté porque después de una contracción continué molesta un rato, y al ir al baño, apareció la famosa sustancia gelatinosa color clara de huevo. Ha sido en varios días, desde el comienzo de la semana 39. Al principio me causó sensación, pero aunque es síntoma de parto según algunas webs, no quiere decir que éste sea inminente. Hay fotos de tapones en éste artículo de BabyCenter. Además, con el manchado que os digo, a veces aparecen hilillos sanguinolientos. Sé que suena asqueroso, pero son síntomas…

¿OMBLIGO ADENTRO O AFUERA?

Está adentro, pero por las noches parece un pequeño volcán…

ESTADO DE ANIMO:

Éstos últimos días estoy algo llorosa.

ESPERANDO CON ANSIAS:

Esperando/desesperando… a veces esperando que sea YA, a veces esperando que aguante el máximo tiempo.

Semana 38 de embarazo

Aún estamos el bebé y yo juntitos, en una misma persona. Al final va a ser igual de tímida que yo, pero claro… éso ya lo vimos cuando se escondía en las ecografías…

Ésta semana hemos tenido revisión con la matrona, y ya está con la cabecita encajada, o encajándose (¡aprieta un montón!). También hemos dado positivo al estreptococo B, así que me tocará vía y antibiótico en el día H. De la infección, estoy mucho mejor. Me arrepiento un poco de haber hecho caso a mi médico de cabecera cuando me decía que aquel exceso de flujo era normal, si entonces hubiese ido a urgencias, habría pasado un par de semanas mejores sin infección. Pero ya está hecho, ahora sólo queda dar paseos para que la peque siga bajando y esperar…


LogoVERDE01

¿DE CUÁNTO TIEMPO?

38 semanas

PESO GANADO:

Ahora ya apareció el kilo desaparecido, en total vamos con nueve kilos ganados.

¿COMPRAS?

No hemos comprado nada nuevo. Ya tengo que apañarme con las cosas pre-mamá que hay porque para lo que queda… y para el bebé nada nuevo tampoco.

SUEÑO:

Mi sueño se ha vuelto ligero, tardo poco en dormir al principio, luego duermo una o dos horas y me desvelo…

MEJOR MOMENTO DE LA SEMANA:

Ayer hubo un cumpleaños familiar. Todo el mundo me preguntó el nombre de la peque… ¡y parece que no les pareció tan mal!

Me gustan las reuniones en el campo con mis tías, allí sí que se puede estar a gusto sin humos, y el ambiente es muy agradable, sin a penas discusiones (siempre hay algún rocecillo por algún sitio)

¿MOVIMIENTO? 

Se mueve y se estira mucho. Pero la tripa está bajando y ya no me ahoga tanto, y lo que es mejor, al estirar las piernecitas, no me las clava tanto en el estómago.

2014-04-27 08.23.01

¿ANTOJOS?

Cuando no tengo acidez, como cualquier cosa, y con anisedad… horrible.

¿SEXO DEL BEBE?

Niña.

¿CONTRACCIONES?

El miércoles durante la clase de gimnasia en preparto, me empezaron a dar más fuertecillas. No pude hacer algunos ejercicios porque me dolía un montón, y pasé el resto del día bastante regular. Algunas contracciones son sólo de tripa dura, pero otras me duelen por delante como cuando me va a venir la regla, he incluso en la parte de los riñones. De todas formas, aún son muy irregulares, y a día de hoy, estoy bastante estable y parece que las contracciones son muy aisladas.

SÍNTOMAS: 

Acidez, los pies me han crecido y se hinchan por las noches, dolor de pelvis ocasional, tripa más baja, contracciones de vez en cuando, nervios…

¿OMBLIGO ADENTRO O AFUERA?

Sigue adentro. Yo creo que ya no va a salir.

ESTADO DE ANIMO:

Animada y un poco ansiosa

ESPERANDO CON ANSIAS:

A que bebé quiera nacer. Espero que no me pille sola en casa, o lo que es peor, con los pintores en casa (Que sí, que el Sr. Díaz lo deja todo para el último momento y al final vienen ésta semana. Un momento ideal para meter todo en cajas y limpiar la casa a fondo, ¿eh?)

Semanas 36 y 37 de embarazo

Yo era fan de El Canto del loco… Pero reconozco que no he seguido muy de cerca sus carreras en solitario, porque todas las nuevas canciones me recuerdan mucho a las anteriores. Sin embargo…


Cero – Dani Martin


LogoVERDE01

¿DE CUÁNTO TIEMPO?

36-37 semanas

PESO GANADO:

Al parecer, en la última semana he adelgazado un kilo. Pueden influir muchos factores, pero diré que mantengo peso.

¿COMPRAS?

Haciendo mi maleta y la del bebé… vi que faltaban muchas cosas. Compré un par de camisones de lactancia, pensando en ponerme uno de ellos el segundo día del hospital, y para el bebé estaba esperando a ver si nos regalaban algo de lo necesario, pero al final no aguantamos mucho y dimos una vuelta por el súper y se compraron cositas pequeñas de aseo.

A mi me falta una bata para el hospital y al bebé… bueno. Mi madre tiene secuestradas todas sus cosas, así que no sé muy bien qué es lo que le falta. Fui llevando todo lo que teníamos a su casa, y nos han dejado ropita y otras cosas, pero en líneas generales no tengo mucha idea. A veces ella está habladora y cuenta con ilusión las nuevas adquisiciones, pero otras parece que todo es suyo y no me va  a dejar llevarme nada. De hecho aquí tenemos poca cosa que indique que viene un bebé, si no fuese porque no le dejé llevarse la mini cuna y el cambiador…

2014-04-15 23.08.24

SUEÑO:

Duermo mal, doy muchas vueltas y tardo en coger la postura… estoy tres días así y luego un par de ellos en plan lirón. Durmiendo a todas horas.

MEJOR MOMENTO DE LA SEMANA:

Éstas semanas no me han gustado mucho.

¿MOVIMIENTO? 

Se mueve y se estira mucho.

¿ANTOJOS?

El bebé sube mi estómago, y a veces no puedo ni comer, porque una sola de cucharada de yogurt me sienta como un puñetazo. Casi parece que me tiene a dieta blanda… pero ayer me encontraba mejor y comí hamburguesa.

¿SEXO DEL BEBE?

Niña.

¿CONTRACCIONES?

Si cuentan como contracciones el dolor de riñones que me da de manera puntual, sí. La tripa dura se me pone muchas veces.

SÍNTOMAS: 

A veces tengo el cuerpo raro y estoy molesta y no sé por qué. Acidez casi siempre, me duelen las manos y ya he notado que los calcetines me dejan marca en las piernas.

Hace unos días también empecé con picores por la zona perineal y alrededores, que fueron a más y se hicieron insoportables. El urocultivo salió bien, así que me fui a urgencias porque aquello no era muy normal… en realidad yo no quería ir pero el Sr. Díaz insistió. Al final, después de que comprobaran que no había roto bolsa, y que el bebé está alto todavía y bien (vamos, todo el mundo metiendo mano) resultó que hay una infección asquerosa y tengo que medicarme de nuevo. [Queridos lectores, ni se os ocurra contárselo a mi madre, que bastante controlada me tiene ya, y a cada cosa que le digo parece que es algo terrible y mortal, en vez de un grano de arena. -En serio, sabré quién ha sido-]. La ginecóloga me dijo que es algo que les pasa a muchas embarazadas, que estuviese tranquila.

También vuelvo a tener una pequeña urticaria, pero de tipo nervioso, ya he tenido alguna así antes.

¿OMBLIGO ADENTRO O AFUERA?

Dentro, pero más pequeño. Por las noches parece un pequeño volcán.

ESTADO DE ANIMO:

Contenta y feliz con el bebé.

Pero a la vez he notado que tengo poca paciencia con la gente y estoy muy gruñona.

También tengo el ánimo cansino, no me apetece nada hacer las cosas y trato de dejar todo para después.

ESPERANDO CON ANSIAS:

No tener que decidir nada, que la vida decida por mi.

2014-04-20 14.50.04

¡Qué se termina Abril!

No lo puedo creer.

Semanas 34 y 35 de embarazo

Screenshot_2014-04-11-11-24-35

¿Habéis visto qué poquito queda ya?

The End – The Doors

 

¿DE CUÁNTO TIEMPO?

34 – 35 semanas

PESO GANADO:

Otro kilito más para la colección, según la báscula de mi endocrino. Estamos a un total de X+9, lo que quiere decir que últimamente estamos ganando peso muy rápidamente… y miedo me da la Semana Santa.

2014-04-03 23.11.17

¿CÓMO ME SIENTO?

Me siento como si fuese un gimnasio. El bebé  se estira tanto que no me deja casi respirar, y se me hace terrible sobre todo por las tardes en las que a penas el roce con el sujetador me duele muchísimo, porque ella empuja y empuja para arriba… ¡que parece que quiere salir por la boca!

Todo el mundo me pregunta que si tengo miedo. A veces digo que sí, pero la mayoría digo que no. No tengo miedo porque lo que tenga que ser será y no sirve de nada preocuparme tan pronto, pero algo sí que asusta, de vez en cuando te preguntas cosas raras…

En clase preparto yo dije que lo que más me asustaba era el dolor. Las demás dijeron que lo que más les asustaba era saber cuidar al bebé…

¿ESTRÍAS Y OTRAS MARCAS?

Sí, pero ya ni las miro. La tripa crece desproporcionadamente…

¿COMPRAS PRE-MAMÁ?

Compré unos sujetadores de lactancia mayores que los que ahora uso para ver si es que me axfisiaba porque eran muy justos, pero no, es el bebé que se estira justo ahí.

SUEÑO:

No duermo mal, duermo FATAL. Para las pocas siestas que puedo permitirme soy una marmota, pero por las noches doy mil y una vueltas sin encontrar la postura buena. La gente (mis cuñadas) dicen que tengo muy mala cara, que estoy como desencajada, pero mi secreto es que a parte de no dormir, no me maquillo. Las ojeras se notan más y bueno, sí tengo los labios grandes, pero eso de siempre. La verdad es que cuando nos juntamos con ellas es para estar en el campo, o para pasar un día de cumpleaños y como fuman tanto, si encima me maquillo termino con los ojos rojos… así que al natural.

MEJOR MOMENTO DE LA SEMANA:

El mejor momento de cualquier día es tras haber desayunado y cuando aún no me ha empezado la acidez.

¿EXTRAÑANDO ALGO?

¡Dormir del tirón!

¿MOVIMIENTO? 

Los movimientos han cambiado de lugar y de intensidad.

¿ANTOJOS?

Da igual lo que sea, casi todo me da ascos ahora. Ayer mismo no pude merendar, porque la galletita de siempre se me atascaba… y para la comida el olor de la salsa césar me daba náuseas.

2014-04-05 15.11.17

¿SEXO DEL BEBE?

Niña.

¿CONTRACCIONES?

Si, las noto más por la noche.

SÍNTOMAS: 

Sigo con los mismos síntomas de antes, acidez, reflujo… me siento ágil pero a la vez me fatigo enseguida. Ya al subir la cuesta al salir de clase llego arriba creyendo que hecho las tripas por la boca. Por las noches no puedo sentarme de ninguna manera si no es sobre la pelota de pilates o semitumbada. A pesar de todo los días se me pasan cortísimos.

¿OMBLIGO ADENTRO O AFUERA?

Dentro, pero parece más pequeño… y al final del día parece querer salirse.

ESTADO DE ANIMO:

Estoy animada. Tengo fecha de caducidad para ésta etapa de la vida y me da penita, pero es lo que hay.

ESPERANDO CON ANSIAS:

Nada de ansias. Las ansias no son buenas.

Semana 33 de embarazo

Loco – Enrique Iglesias e India Martínez

Ésta semana ha pasado como un suspiro, un segundito de nada… siempre había algo urgente por hacer, algo que requería mi atención completa y no me dejaba pensar en nada más.

Tuvimos la última ecografía, la de las 33 semanas… y la verdad es que no vi nada. Fue una sesión de 10 minutos a pantalla vuelta y luego al final me enseñó un poquito el corazón y poco más. Parece ser que la bebita va a tener la cabeza grande, y que por éso el ecografo estima su peso en los 2.400Kg, cuando el resto de medidas son normales para su tiempo.

2014-03-24 13.28.33

Todavía no nos confirman al 100% que sea niña, pero éso parece. En cuanto al peso… me dijeron que muy bien, sólo 5 ganados, pero éso es contando desde la semana 12. En total yo calculo 8 kilos desde el principio. Ella se sigue moviendo mucho, clavándome los piececitos en el estómago y dando cabezazos en la vejiga. Parece que le encanta que el Sr. Díaz la diga cosas y le haga mimitos, porque cada vez que él le habla a la tripa y le da besitos la sensación interior es de burbujitas…

Los peores síntomas de la semana han sido una acidez terrible que me empieza a media mañana y muchas veces no se va hasta que me duermo. Y el propio sueño es simplemente corto, poco reparador y machacante, ya que me despierto cada dos horas, me duele todo el cuerpo y paso prácticamente todo el día zombie. Tengo soponcios, y a veces, sin ningún motivo, estoy andando y siento que no podría dar ni un paso más, que las piernas no quieren seguir andando.

En la analítica del tercer trimestre salió algo raro en la orina y aunque de síntomas ando a 0, he tenido que tomar antibiótico, y estoy esperando a los resultados de un nuevo cultivo.

También he tenido exámenes, cumpleaños y la cosa promete ser parecida durante éste nuevo mes de abril. Ya tengo comprada mi tarjeta viajera para moverme sin límites por la zona durante todo el mes, porque calculando a 6 días por semana dos viajes fijos, mas los viajes al hospital, mas los viajes de semana santa, mas los rutinarios de fin de semana ¡qué agobio de abril!