¡Benditas Pascuas!

Hemos pasado por un virus griposo que nos ha tenido (y aún tiene) renqueando ¡pero es que ahora ha llegado la gastroenteritis!

¡Ésto es horrible!

Con lo poco que me gusta la Navidad, que viene siempre en plan reuniones forzadas y comilonas interminables, ahora vamos a pasar unos días a dieta, para luego volver con el atracón de fin de año… Que no será atracón, pero veremos todos ésos platos juntos, tan bonitos, tan suculentos.

tmp_10042-ngwtng7jxdw-annie-spratt-1484119639.jpg

Lo peor es que me siento que no puedo mas, que voy arrastrando con todo. Además éste año me he sentido mal, por debajo de los demás, sin ganas de salir ni de festejar, y es una sensación muy mala que no me gusta nada.

Veremos que nos depara el año que viene, aunque de momento solo aspiro a sobrevivir hoy a mi cumpleaños… feliz.

Guardar

Regalo de Navidad para 30 y… y mamá

¡Hola Efe!

Soy tu amiga blogosférica invisible. Éste regalo es para tí.

Aunque me pondría espléndida y se lo regalaría a todas ésas personitas que me han llenado de alegría por aquí a lo largo del año con sus palabras de ánimo, sus comentarios y sus sonrisas.

Ésto es un regalo, como diría una de mis blogueras favoritas, con los 5 sentidos. Seguir leyendo

El árbol de la vida #treeoflife #normalizebreastfeeding

En los últimos días he estado viendo en instagram unas fotos muy chulas sobre el árbol de la vida. Tengo la cabeza lo suficientemente embotada por los virus como para no poder concentrarme y buscaros la fuente más fiable sobre dónde y cuando se inició el tema, pero no quería dejar de compartir por aquí nuestra imagen de lactantes:

15624558_1738730153112372_1226188140528533504_n

La idea es tartar de que se normalice la lactania materna. Yo misma lo estoy viendo por todas partes, pues parece que en los últimos años es escandaloso ver a una madre amamantar, pero todo el mundo muere de amor al ver a un bebé tomando un biberón.

Con ésto no quiero radicalizarme en ninguna postura, pero me gustaría llegar a ése punto en el que la vida deje a una madre elegir lo que considere mejor, y no se le mire raro ver a una madre en el banco de un parque amamantando. Todo el mundo tiene pechos, todos hemos visto alguno en nuestra vida… ¿Es tan horrible ver a un bebé alimentarse? ¿Es tan duro verlos disfrutar de ésa conexión con la madre?

Nosotras vamos tal que así:

Lilypie Breastfeeding tickers

Y es cierto que ya la voy echando de menos, porque ya sólo lo pide para dormir y para despertarse, o cuando necesita cariño porque se ha caído o tiene un pequeño disgusto. Dentro de poco no será ya tan mi bebé y necesitará menos de mi… pero aquí estaré siempre.

Nos gusta, nos hace sentir bien.

P.D.Os dejo el enlace a un post de Hello papis donde está muy bien explicado cómo hacer tu foto del #treeoflife.

#Today2016 ¿Propósitos cumplidos?

Hace casi un año estaba esribiendo los propósitos para 2016. Luego lo olvidé y no me acuerdo de ninguno ¡menuda forma de seguirlos! así que voy a revisarlo con vosotros, si no os parece mal…

  1. Vivir cada minuto en familia a tope.

    ouhsla4l_98-steven-van-loyEstar con ellos es simplemente lo mejor. Cumplido.

  2. Aprender cada día algo nuevo.

    touching-the-plasma-ball-lamp-picjumbo-comCada día, cada día. Srta Díaz me enseña un montón, aprendemos juntas.

  3. Celebrarlo todo.

    two-wine-celebration-glasses-cheers-picjumbo-comÉste año me he perdido mucho. Unas veces por enfermedad, otras por miedo, otras por falta de comunicación…

  4. Jugar más con ELLA.

    sxbbskmfkde-andrew-branchHe pasado más tiempo tirada en el suelo que en los últimos diez años juntos.

  5. Ser más creativa.

    dreamy-morning-hoarfrost-on-grass-picjumbo-comEstoy explorando una parte de mi que estaba dormida. A ver si sigue la racha.

  6. Hacer más deporte.

    young-girls-stretching-her-legs-before-jogging-picjumbo-comAquí puedo asegurar que al contrario… he hecho menos. Me averguenza un poco confesarlo.

  7. Tener las cositas AL DÍA.

    2ou30mdtsey-giulia-bertelliDentro de lo que cabe, mi bullet journal me ha ayudado, pero en términos generales, he dejado para mañana MUCHAS COSAS que podría hacer hoy. Como excusa tengo que lo de jugar más con ella me resultaba siempre más apetecible.

  8. Viajar más.

    loving-couple-in-autumn-prague-follow-me-to-pose-picjumbo-comNo hemos podido tener el suficiente dinero extra como para viajar tanto o al menos la mitad de lo que nos gustaría. Fracaso total.

  9. Organizarme mejor.

    office-work-things-picjumbo-comMe organizo genial, pero luego olvido lo bien que lo hice y dónde lo apunté. El caos.

  10. Comer más sano.

    fresh-healthy-fitness-broccoli-pie-with-basil-picjumbo-comEmpecé bien el año, pero lo estoy terminando con subida de peso porque como fatal. Preparo cosas sanas para la peque pero no soy capaz de enfrentarme a las acelgas…

  11. Terminar lo que empiece.

    byoi200uq6w-jazmin-quaynorEmpiezo, empiezo pero no termino. Es más, abandono a mitad cuando veo cómo va a resultar el final. Una catástrofe.

  12. Ser menos borde

    Aquí no hay imagen que valga. En vez de ser menos borde, creo que estoy aumentando en mala leche… ¡y sin darme cuenta oye! Me sale totalmente natural.

  13. Darle menos vueltas a las cosas.

    9o1oq9szqzq-ben-whiteLa de noches que no he dormido con el resto de los habitantes dormidos… uyyy.

  14. Cuidar más la amistad.

    girl-turned-back-violet-duotone-picjumbo-comVamos, que todas las plantas se me están muriendo.

  15. Ser feliz.

    young-couple-relaxing-enjoying-sunset-from-the-car-picjumbo-comBueno, a ratos. Estoy viéndome más hormonal, y no me gusta nada como pinta.

  16. Ahorrar.

    euro-coins-close-up-picjumbo-comNada, cero. Vamos, tristemente muy al día.

Un resultado malo no, catastrófico… Creo que lo suyo es que ahora me vaya a llorar un poco por las esquinas.

Ninguna de éstas fotos es mía… lamentablemente. Propósito de año nuevo, programar mejor mi agenda para poder ilustrar los post con mis propias fotos. Podéis encontrarlas no obstante en Unsplash y en Picjumbo.

Guardar

Guardar

Una confesión, es inevitable

Empecé éste blog hace algunos años. Ya tenía otro, en el que escribía cuentos y desahogaba mi día a día, pero pensé que necesitaba un poco de privacidad… ¡y qué curioso! Ése blog a penas lo conoce nadie y éste, bueno, éste ya lo siguen algunos conocidos y algunas de mis chicas favoritas, aunque no me comenten ni lo mencionen mucho.

¿La culpa? Pues de una misma que es torpe en las redes sociales y del teléfono que es un chivato y comparte donde no tiene que compartir. Éso hace que últimamente me de un poco corte escribir, porque no es lo mismo tener al otro lado a millones de desconocidos que a tu vecina de enfrente, por ejemplo. Que a ella se lo cuentas con cariño, pero si tu cuñada se entera de algunas cosas… bueno, mejor no sigo por aquí.

pluma

Éste blog empezó siendo de auto ayuda, para motivarme a tener una vida sana, hacer ejercicio y ser una #curvy anónima pero feliz. Luego llegó a mi ansia de maternidad, más tarde una niña y aquí estoy, igual que antes: gordita e intentando motivarme por hacer deporte pero sin conseguirlo. Las mismas ansiedades pero menos miedos. Más arrugas y cicatrices, pero siempre tratando de superar los malos ratos para que incluso en la foto más oscura salga un pequeño brillito.

Entre mis horas me nominó al Blogger Recognition Award y me ha recordado que estoy empezando una nueva etapa. Soy la misma, pero voy a tratar de ver más lo positivo, de avanzar y mejorar cada día. Voy a empezar de nuevo (¡Dichosos propósitos de año nuevo!).

No voy a seguir las normas del premio, que podéis ver en su blog. Le agradezco mucho la nominación (Siempre es maravilloso que se acuerden de una) pero no tengo nada que aconsejar a nuev@s bloggers porque tod@s ya saben más que yo… sólo quería que me conociérais un poquito más los que seguís por aquí pese a todo y los que vais llegando nuevos.

Si es cuestión de confesar… y ya que volvemos unos añitos atrás, os dejo una canción que siempre me ha puesto tierna melancólica, y que he cantado millones de veces con mi propia guitarra. A veces extraño a la Shakira de ésos años, tal y como me extraño a mi misma aunque os repita mil veces que sigo igual.

Inevitable – Shakira

Guardar

Guardar

La barriga y el babyboom.

No lo puedo creer. A veces me muero de ganas por tener un segundo bebé.

bird-2

SÍ.

A pesar de las molestias del embarazo, a pesar del dolor terrible del parto, de las noches en vela, las cacas apestosas y las rabietas.

Éste verano la vida y tanto amigas como conocidas, me han bombardeado con un montón de sorpresas de  mamás que volverían a serlo, nuevas mamás e incluso futuras trimadres. Tanta tripita feliz me ha bajado las defensas: los bombos se contagian de unas a otras, la cosa se extiende… hormonas, florecillas, mariposas.

No lo puedo creer. Estoy loca: Yo también quiero.

Quiero y a la vez no quiero, no sé si me entendéis… estoy muy feliz con la familia tal y como es ahora y me dan mucho miedo los cambios, pero tengo claro que ser hija única no mola nada, ni para lo bueno ni para lo malo.

Luego están los pocos recursos económicos, los miedos, el ¿seré capaz? y las dudas vuelven de nuevo. Un día quiero, otro día me asusta la idea. Si siempre he sido una indecisa con patas, ahora ni os cuento. Quizá debería hacer un listado de pros y contras. No sé…

¿Abrimos la temporada de caza?

#ElTemaDeLaSemana: Tengo miedo a…

Siempre he tenido miedo al dolor,

a las personas, a la muerte,

a que no me recuerden,

a vivir sin amor.

Ahora tengo miedos nuevos:

no sentir tu olor,

fallarte, no tenerte cerca,

que te puedan hacer daño…

Tengo miedo de tantas cosas

que al final dejo de pensarlo

y me dejo llevar…

pues lo que tenga que ser, será.

Te quiero.

#ElTemaDeLaSemana es una iniciativa nacida de los @PapásBlogueros para toda la blogosfera. Queremos saber un poco más de ti, y que sepáis más de cada uno de nosotros. Por eso propondremos un tema semanal sobre el que reflexionar brevemente en nuestros respectivos blogs y compartiéndolo en este carrousel para llegar a todas y todos.

Te voy a enseñar a currar.

Estoy triste. Muy triste.

Llevo días no, semanas, en las que de repente por un segundo creo que no puedo más. Y no es que esté algo mal por aquí, que también, es ésa tristeza interna que me pregunta: ¿Para qué? y de repente, no puedo contestar.

A parte, ayer me empezó a doler el pecho. Sé que es sugestión.

Siempre le he dicho a SrtaDíaz que no hay que pegar, que hay que dar besos y quererse a una misma y a los demás. Creo que la he convencido y es una niña sanota y cariñosa… casi demasiado, porque ayer fuimos al parque y una niña la empujó cuando intentó jugar con ella y su amiguito. SrtaDíaz se sorprendió y le dijo a la niña que éso no se hace (en su lengua de trapo). La niña, de su edad pero más pequeña de tamaño la miró con maldad y la volvió a empujar. SrtaDíaz me mira a mi entonces confundida diciendo a la niña que no y a punto de llorar.

Yo la verdad es que no quiero intervenir, estoy intentando que mi peque resuelva sus propios conflictos con sus medios pero verla así tan confusa y ver que los padres de los otros niños que pegan (porque no es ni será el primer caso) no decían nada me hizo sentir mal. Quizá lo que tengo que hacer es dejarme de noñerías y enseñarle a mi niña que lo que tiene que hacer es no dejar que la peguen y devolverlas, pues parece que eso es lo que hacen los demás padres. No quiero que llegue a ser una niña tonta y maltratada en este mundo tan hostil.

SrtaDíaz, te voy a enseñar a currar, a currar de lo lindo.

NdA.

currar

  1. intr. col. Trabajar:

    se levanta a las seis para ira a currar.

  2. tr. col. Pegar, golpear:

    unos matones le curraron.

P.D. Nótese la ironía de la frase. Por supuesto que no la voy a enseñar a pegar, pero no sé si moralizar al resto del niños del parque funcionaría. Quizá lo mejor es hacer una pandilla… no sé, dejádme pensar.

Stitches – Shawn Mendes

Compartir.

Si me hubiesen dicho hace unos años que no me importaría compartir, no me lo habría creído.

A ver, que mi madre me conservaba los juguetes y las cosas tanto que aún tengo intacta en su embalaje original una muñeca de cartón. Y mis libros infantiles huelen a nuevo, en serio.

En un contexto en el que de todos mis juguetes solo podía disfrutar la mitad, que no tengo hermanos de mi edad (los hermanos de leche vinieron siendo yo ya mayor) y que mi madre me controlaba todo muy bien, al final resultó que fui una niña muy cuidadosa, que siempre prefirió tener dos cosas y regalar una a dejar que otro niño rompiese mi juguete favorito, porque SIEMPRE lo rompían.

La vida me hizo así señores. Me cuesta compartir y no lo voy a negar.

Pero a SrtaDíazz, ahhh… sé que le dejo cualquier cosa, estoy segura de que lo romperá, pero no puedo evitarlo, hace lo que quiere conmigo y no le puedo negar nada. Desde que nació me tiene en sus manos. Tendré que aprender a ponerle remedio,  ¡O SrtaDíaz terminará siendo una niñita consentida!

No me había dado cuenta, siempre le estoy diciendo a ella que hay que compartir, que tiene que dejar sus juguetes a los amigos (y sobretodo devolverlos cuando se los dejan)… ¡Y yo soy así!

Siempre lo digo, y una y otra vez me doy cuenta de que es verdad… Ella me enseña cada día a ser mejor persona.