SrtaDíaz: Tres años y medio. La hora de dormir.

Cuando SrtaDíaz nació, estuvimos un año entero (diría incluso 13 meses) sin dormir una sola noche. Mi humor era malo, pero la faceta mombie (mami zombie) de mi vida suavizaba mucho mi mal genio.

preview.jpg

Luego pasamos a la peque a la cama en su habitación y la cosa mejoró mucho. Hasta los dos años ya eran mínimo 6 horas seguidas y porque aún pedía pecho… ¡Qué bebé marmotilla! La ausencia de pañal no ha sido problema para dormir, ella decía que no lo necesitaba y aguantaba sin tener que ir al wc.

Éste último año, ya sin pecho entre horas y sin pañal, venía siendo una maravilla continuada de 10 horas seguidas. Bueno, algún sobresalto especial si que había, pero pocos. Tengo que decir también que a pesar de disfrutar ésa niña dormilona, he tenido otra serie de factores externos a mi persona que me han interrumpido el sueño de madrugada, y ésta vez sí me han vuelto irritable y gruñona… pero es otro tema.

Y ahora…

¡Han llegado las pesadillas!

Todos los días se despierta gritando de madrugada y se abraza a mi con brazos, piernas y uñas pidiéndome que me quede a dormir con ella. Antes también tenía pero se calmaba enseguida… así que mi nueva misión es descubrir el motivo y encontrar la solución, porque los gritos son angustiosos y da mucha penita verla así.

Por cierto, las horas de siesta las tenemos que pelear, porque aunque no quiere, las necesita y disfruta. Bueno… necesitamos y disfrutamos ambas.

Anuncios

Jugar con peces

Los Inventos de Mamá propuso un nuevo reto: Hacer actividades y juegos portables, para llevar y que nos acompañen en las esperas, los viajes o incluso los restaurantes. La idea era ofrecer a los peques ésta vez juegos reales en vez de los virtuales que cada día les acompañan más.

Aquí tenéis las propuestas de otras mamás, éste es el ht del movimiento en instagram #lidmdesmovilizate.

Yo por mi parte preparé una pecera portátil. Hace tiempo que quería hacer una y he aprovechado la oportunidad.


Necesitamos…

Goma Eva, tijeras, cuerda, ojos para adornar, un imán pequeño, un bote vacío de plástico (porque si es metal interfiere en la pesca) y arandelas de metal. Las arandelas pueden sustituirse por clips, o por cualquier otro metal pequeño. El la foto no sale, pero también usamos un palito para hacer nuestra caña de pescar.

¡Manos a la obra!

Cortamos las figuras de los peces y del cebo por duplicado. La arandela irá en los peces, pegamos mitad con mitad dejando que asome un poco, igual que con el cebo y el imán.

Decoramos los pececitos al gusto y los metemos en nuestra pecera.

Se puede tener en el bolso y no ocupa más que un bote de crema, pero nos entretiene cuando tenemos alguna espera. Tambien nos ayuda a mejorar la precisión a la hora de usar la caña, con los ojos repasamos el conteo, y con los peces los colores…

Tengo en mente hacer unos peces más chiquititos y sencillos para variar la actividad, hacer una especie de sopa de peces en el que cada uno tendrá una letra. De momento miramos los colores y los ojos…

Y nos dedicamos a los números, que son los mismos colores y ojos con los que jugamos el otro día. Seguimos ampliando materiales para aprender y repasar, coordinando para que ella lo pueda relacionar y sea mas fácil.

Guardar

Flores reciladas de botellas #diy

Ha sido el cumpleaños de la abuela, y le hemos hecho ésta flor tan chula reciclando una garrafa de agua ¡Es muy fácil de hacer!

Materiales básicos

Botella y tijeras. He usado las de cocina, pero las botellas no son difíciles de cortar. Sólo necesitamos la parte de la botella más cercana al tapón. Esta que estoy recortando, por ejemplo, es una botella de refresco, pero cualquier botella nos sirve.

¿Cómo se hace?

Es más difícil de explicar que de hacer. Hay que dividir la botella en tantos trocitos como pétalos queramos tener.

Luego se redondean un poco los cortes para darles formas de pétalo. Los bordes al final los he repasado con un trocito de papel de lija porque quedaban un poco angulosos al corte.

Un poco de pintura

Lo mejor sin duda ha sido ponernos a decorar y aquí ya pueden participar los más peques de la casa. Aunque la idea era hacerle una a la abuela, al final nos animamos y dimos rienda suelta tuneando varias flores, de muchas maneras diferentes. Es una actividad muy relajante, se nos pasó el tiempo volando.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardando felicidad #BoteFelicidad

Hace unos días @mis_dos_y_yo Nos propuso en su Instagram el reto de hacer una actividad muy chula con los peques para trabajar las emociones:

PicsArt_09-16-06.39.28

¿Qué es un Bote de la Felicidad?

Es un Bote que nosotros decoramos con los peques y en el que cada día pondremos lo que nos ha hecho feliz en una nota. Se puede abrir al año, los seis meses, al final de la semana…

Es una forma de que los niños busquen cada día la parte buena de las cosas y adquieran hábitos positivos.

Materiales empleados.

PicsArt_09-16-03.54.39

Nosotras hemos usado un Bote de cristal, pintura pinceles, un poco de papel de burbujas y hojas de colores.

wp-1505727765844.

SrtaDíaz pintó las burbujas de papel a su gusto, y luego yo le ayudé a rodar el bote para estamparlo. Creo que le daremos una capa de fijador o algo así al bote para que no se termine borrando con el roce.

wp-1505728649248.

Funcionamiento.

Como es tan pequeñita que aún no sabe escribir, he pensado que lo mejor es poner por un lado el motivo de la felicidad y la fecha y por el otro hacer un dibujo relacionado que pueda recordar y reconocer.

PicsArt_09-16-06.20.18

A SrtaDíaz le ha gustado mucho y cada noche me pide que hagamos nuestro dibujo feliz. A veces incluso se le ocurren dos momentos muy felices y tenemos que elegir si poner los dos o pener solo uno…

Aquí tenéis a Papá dándole un beso:

PicsArt_09-16-06.29.01

¡Ahora a ver cómo se llena de buenos momentos!

Arena de luna… ¡y cacas de unicornio!

Si hay algo de lo que ha disfrutado SrtaDíaz éste verano es de amasar.

Arena de luna.

La Arena de Luna fue todo un descubrimiento. Sus ingredientes no podían ser más fáciles: Harina y aceite de bebés. El olor maravilloso y la textura suave y fresca. Mucho mas agradable que la arena de playa y por supuesto, más fácil de limpiar. Nos ayudó a montar un montón de escenarios para los juguetes.

Caca de Unicornio

Pero entonces llegó la revelación: El Polvo de hadas.

Los ingredientes  son cositas que teníamos por casa también: Purpurina, colorante, acondicionador o crema para el pelo y harina de maíz. Ésta mezcla es mucho más pringosa y tenemos que amasar hasta que deja de pegarse. El olor… depende de el acondicionador que uses, pero éstas cremas suelen oler genial. A nosotras se nos quedó el aroma pegado toda la tarde…

Amasar fue la parte más divertida, luego añadir la purpurina nos dio el toque especial a la mezcla. Como lo llamaban polvo, pensé que sería más fino, pero en realidad lo que no quedó es una plastilina

Y os imaginareis porqué le llamamos caca… estamos en ésa fase.

¡Y es mucho más divertido!

La arena de luna la vimos en el Instagram de @isa_creayjuega

y el polvo de hadas en el de @pacrispas

además de en la inspiradora cuenta de @mamay1000cosasmas

SRTADÍAZ: 3 AÑOS Y PICO

Hemos llegado a la cifra nada envidiable de 40 meses juntas, tres años de momentos muy felices, pero tambien de dudas, algún miedo y bastantes rabientas. Pero compensa, de momento. Ya os diré cuando SrtaDíaz sea adolescente.

En el tema del lenguaje hace meses que puso el turbo: habla por los codos. Pero es muy típida y por lo tanto, no todo el mundo la ha oído hablar, y no todo el mundo lo entiende. Estamos en el divertido momento en el que repite todo lo que oye, sobre todo los graciosos tacos, y además los entona con gracia o enojo según requiere la ocasión. También hace hablar a sus muñecos, y se monta unos cuentos increíbles, pero no puedo grabarla porque enseguida se da cuenta cuando hay una cámara cerca y se dedica a Posar al más puro estilo teenager.

Como no usamos chupete de bebé, tampoco se ha chupado nunca el dedo, en ése sentido no ha habido ningún problema. Pasó de hacer ver que sería un perrito para estar todo el día con la lengua fuera a tener siempre una baba en la boca como si fuese un bebe.

wp-1504376227370.

A la hora de andar aguanta mucho, pero cuando se trata de correr es un poco torpe. Me gusta, porque así no tengo que ir yo detrás con mucho esfuerzo. De todas formas hemos avanzado mucho: En las fiestas patronales quiso apuntarse a las carreras de Chupetines, participó y corrió como una campeona sin necesitar tenernos cerca. Luego lució con orgullo su medalla.

Éste verano estuvimos juntas 24 horas al día, y la verdad, se me hizo corto. Hemos disfrutado un montón juntas, y aunque a veces se ponga un poco pesada, pegajosa, hipercariñosa, besucona y empalagosa…

¡me hace tan feliz!

Va a empezar a ir al cole de los mayores y está muy contenta. Sospecho que aún piensa que irá con los mismos amigos y por éso está tan segura de querer volver. Por mi parte, ¡Qué penita me da! Pero no lo quiero demostrar, no quiero influirle negativamente. Ya os iré contando nuestros avances.

EL FIN DE UNA ETAPA

Cuando tuve que estar fuera de casa de 8 a 15h SrtaDíaz empezó a ir cada día a una mezcla entre colegio y guardería en el que ha estado pasando alrededor de 3 horas diarias, y tras dos años, ésta rutina está terminando.

Estoy escribiendo nuestros horarios y mis recuerdos de éstos días para no olvidarlos porque tengo tendencia a perder con el tiempo los detalles, y a veces siento como si ésas pérdidas de memoria me robaran parte de mi vida…

¿plan de choque?

Apuntar todo lo que puedo. Y así estoy: apuntando, anotando, y a la vez saboreándo el final de ésta etapa.

Ésta mañana hemos salido pronto, me ha pedido el carro de paseo y sobre la marcha he decidido cambiar la ruta para vernos llegar. He visto a los papás esperando a entrar en el colegio, he visto a los niños en minipandilla, y he recordado porqué no me gusta ser puntual.

¡Cómo voy a echar de menos todo ésto! Pero sobre todo la tranquilidad que me inspiraba su profesora y el centro en sí, porque hemos estado muy agustito aquí y hemos aprendido las dos un montón de cosas

Si me pongo a valorar el inicio del curso y el final, creo que SrtaDíaz ha cambiado mucho, ya es otra niña diferente y su cuerpo y su mente están preparados para el cambio. En septiembre empezaremos una nueva etapa en la que los niños de 3 años tienen clases de Religión o Valores Cívicos. Con un nuevo colegio (de mayores), nuevos profesores, nuevos amigos por conocer… porque la mitad de la clase va a otro cole y sé que nos va a costar.

¡Qué pena me está entrando!

Sé que ahora es mi tarea como madre lo de disimular mis miedos e inspirarle la confianza necesaria para afrontar éste cambio. Que a mi no me gusten no significa que los cambios sean malos para todos, así a la larga.

Llegan días de despedidas y de hasta prontos… ¡Y empieza el verano! No sé si voy a sobrevivir a tantas emociones.

 

SrtaDíaz: Niña de 3 años.

Hace ya casi un mes celebramos que SrtaDíaz era toda una niña mayor, de 3 años. Como viene siendo costumbre tuvo tres fiestas: una con la familia paterna en la piscina, otra con la familia materna en casa y otra con los amigos de la escuela. No solemos mezclar porque somos muchos y muy diferentes. Algún día… Sigue leyendo

Teatro de Sombras y Caperucita Roja #DIY

Tenía pendiente contar ésa visita al cole de la que os hablé. La parte chula ¡la gran función! tuvo varios días de preparativos en los que SrtaDíaz me ayudó un montón y con los que nos reímos más aún de lo que podía imaginar.

Nos encantan los teatros de sombras, y la verdad es que normalmente nos apañamos con una lamparilla de noche y unas marionetas de cartulina como hicimos en Halloween, pero para la visita del cole decidí rizar un poco el rizo y darle una vuelta a ésa Caja De Luz que teníamos en mente desde hacía meses. El interior de una caja de almacenaje de plástico se forró de cartulina negra y dentro pusimos las luces de una cadeneta de Navidad.

La tapa necesita mejoras, pero de momento disfrutamos de ella tal y como está, a la espera de un metacrilato gordito y decente.

Cartulina, celofán de colores, tijeras, pegamento, cúter, unas ideas que vi aquí y aquí y modifiqué a mi gusto porque aunque la idea la tenía, lo dejé todo para el último momento y no podía entretenerme haciendo virguerías.

Después de cortar y pegar tenemos nuestra historia.

Mamá manda a caperucita a casa de la abuelita, y ésta conoce al lobo.

El lobo va por el camino más rápido y se come a la abuelita. Luego llegará también caperucita,  pero el cazador las salvará a ambas.

El lobo con la tripa llena de piedras tiene sed… ¡Y se cae al lago!

Disftuté un montón recortando, montando, pensando cada parte, y por supuesto luego, en el pre estreno de la gran función en el salón de casa.

Un teatro de sombras es entretenido de hacer, lo difícil tal vez es poner bien dramáticas las voces delante de catorce caritas expectantes, pero el resultado son muchas risas y un montón de ojitos sorprendidos y felices.

Guardar

Guardar