Cestas

Seguimos muy desconectados, pero enfocando nuestro tiempo ahora en el orden y limpieza en casa (algo que al parecer es muy trendy). Pero no os voy a enseñar ni mi armario ni a doblar camisetas para que no se arruguen, no…

Estoy organizando el baño. Es pequeño, tenemos una estantería de metálica sin puertas y me faltaban unas cestas. Alguna vez hice cestas de mimbre pero es más complicado y no eran lo que yo buscaba.

Ésta vez las estamos haciendo de cuerda sobre diversos materiales, vamos improvisando a ver qué termina siendo lo más óptimo…

Necesitamos cuerda o rafia, una caja u otro recipiente susceptible a ser reciclado, silicona y pistola de silicona en un principio. Ya os digo que la cuerda es pesada, es un trabajo un poco monótono pero en cierto sentido relajante.

Desconozco de quién es el diy original, porque la idea me surgió viendo Facebook y no lo he vuelto a ver, pero está en muchas webs americanas. Es muy sencillo: aseguramos bien la caja si es de cartón, y con ayuda de una pistola de silicona vamos dando vueltas y vueltas pegando nuestra cuerda.

Forrando una caja, o incluso un trozo de garrafa de agua como hicimos nosotros en nuestra segunda opción (sí, SrDíaz también se unió al club), podemos conseguir unas cajas así de apañadas.

Además, sigo reciclando: el interior de la caja grande es una camiseta blanca que no me ponía y a la que he dado un nuevo uso.

Una botella: Tren #diy #losinventosdemama

Desde que el mes pasado me uní al reto de #losinventosdemama en instagram con la caja de zapatos que convertí en arenero, éste grupo tan chulo de mamás no ha parado de inspirarme. Ésta vez el reto era hacer algo a nuestros peques con una botella de agua o refresco. Ya sabéis lo que yo vi en ésa botella:

¡Un tren!

Hacerlo es muy fácil. Necesitamos botellas, tapones, palitos de brocheta, silicona, cúter o tijeras.

Y cuando ya tenemos la forma que queremos un poco de pintura en spray nos vendrá genial para dar color.

SrtaDíaz como ayudante principal se encargó de darle color a las ruedas (y a su propio cuerpo).

Montamos el conjunto una vez seca la pintura.

Y nos quedaría tunear la locomotora y hacer algún vagón.

El enganche del vagón de remolque fue la propia boquilla de la botella.

¿Qué os parece cómo nos ha quedado?

Os animo a visitar el hagstag del reto #lidmbotella

para ver lo que han inventado éstas mamás

tan estupendas.

Guardar

Una de #CorreoBonito: Pocket Letter Marina

Uno de ésos ratitos en los que estoy agobiada y necesito romper un poco la rutina, preparé este Snail Mail para mi penpal Aroa.

Cuando estoy preparando un Correo Bonito paso por varias fases, una el la que busco regalitos orientados a la temática, otra en la que me planteo lo que quiero enviar y otra que es la verdadera locura del montar algo con lo que tengo y lo que me gustaría tener. Sigue leyendo

#RetoMes: Una foto de familia.

Han vuelto los retos mensuales que en su momento creó Mamifutura. Cada mes lo propondrá una bloguera, así que serán diferentes y seguramente muy creativos. Espero participar en muchos.

El primero de todos es hacer una foto familiar. Quería haber preparado una foto de clave alta, con sus contras bien puestos, su luz excesiva… tuve hasta los focos preparados, pero a última hora fue imposible que papá estuviese y tocó devolverlos.

Así, con el mundo en contra, vuelvo a los básicos, porque sí, me encantan las sombras y el juego que dan.

Pero ojo al cuñado que me ha salido ¡madre mía!

Teatro de Sombras y Caperucita Roja #DIY

Tenía pendiente contar ésa visita al cole de la que os hablé. La parte chula ¡la gran función! tuvo varios días de preparativos en los que SrtaDíaz me ayudó un montón y con los que nos reímos más aún de lo que podía imaginar.

Nos encantan los teatros de sombras, y la verdad es que normalmente nos apañamos con una lamparilla de noche y unas marionetas de cartulina como hicimos en Halloween, pero para la visita del cole decidí rizar un poco el rizo y darle una vuelta a ésa Caja De Luz que teníamos en mente desde hacía meses. El interior de una caja de almacenaje de plástico se forró de cartulina negra y dentro pusimos las luces de una cadeneta de Navidad.

La tapa necesita mejoras, pero de momento disfrutamos de ella tal y como está, a la espera de un metacrilato gordito y decente.

Cartulina, celofán de colores, tijeras, pegamento, cúter, unas ideas que vi aquí y aquí y modifiqué a mi gusto porque aunque la idea la tenía, lo dejé todo para el último momento y no podía entretenerme haciendo virguerías.

Después de cortar y pegar tenemos nuestra historia.

Mamá manda a caperucita a casa de la abuelita, y ésta conoce al lobo.

El lobo va por el camino más rápido y se come a la abuelita. Luego llegará también caperucita,  pero el cazador las salvará a ambas.

El lobo con la tripa llena de piedras tiene sed… ¡Y se cae al lago!

Disftuté un montón recortando, montando, pensando cada parte, y por supuesto luego, en el pre estreno de la gran función en el salón de casa.

Un teatro de sombras es entretenido de hacer, lo difícil tal vez es poner bien dramáticas las voces delante de catorce caritas expectantes, pero el resultado son muchas risas y un montón de ojitos sorprendidos y felices.

Guardar

Guardar

Fin de fiestas. Adiós Don Carnal.

Después de la brasa que os dí con Don Carnal, no podía dejaros así tan de repente. El fin de semana, bueno, la semana entera ha sido agotadora. Ayer estaba tan cansada que mi mayor deseo era que llegase la hora de dormir… pero me lo he pasado en grande. Ésto de estar cada día ocupada ideando algo me ha venido genial, y me ha recargado un montón las pilas.

Los últimos retoques que quedaban eran el disfraz, y el carro. Que aunque algunas mujeres digan que SrtaDíaz ya es grande para ir en carro me da igual, mis necesidades, las nuestras en ése momento eran desfilar en carro. Una mamá diseñó unas manos y nos dio tarea para otras dos tardes, una para pintarlas de blanco y otra para ponerles manitas de colores.

2017-02-22-09-56Tengo fotos del paso a paso, pero la realidad supera a la ficción… imaginad a SrtaDíaz y a mi con pintura hasta las cejas. Así fue.

El desfile tiene un recorrido vistoso, que abarca bastante bien Villachica. Cansado para una niña perezosilla como SrtaDíaz que además no tuvo siesta. Nos pusimos las pelucas, los disfraces, nos reímos como locas y bailamos un montón. No llegamos a pasar más de media hora en la fiesta post-desfile que la peque ya me estaba pidiendo que nos fuésemos a casa a descansar.  Otra vez será. Por ahora, colgamos la peluca.

2017-02-25-19-04

Y por éso recordad

Que estaré muy, muy atento,

Viendo vuestro disfraz,

Estaré yo muy contento.

No quiero deciros más,

Que seáis muy, muy felices,

Se despide Don Carnal

Con un beso en las narices.

Las texturas: El sentido del tacto

Hoy toca tocar cosas. Tocar, tocar… ¡Hay tanto que podemos tocar! El sentido del tacto es uno de los que menos tenemos en cuenta, no sabemos apreciar, al menos yo, las cosas suaves hasta que nos topamos con algo rasposo como un estropajo y una cacerola bien sucia.

Lo primero que se me ha pasado por la cabeza es hacer plastelina casera o algún tipo de Kinetic Sand, pero una mamá ya ha comentado que va a llevar harina, y sería un poco más de lo mismo.

2017-02-23-09-34

¿Y si busco algo suave? me dije. Y mientras pensaba en plumas, me acordé de las bolsas sensoriales ¡Qué interesante mundo! Pero desde ya os cuento que ha sido un fracaso absoluto: A SrtaDíaz no le gustó la idea de tocar algo pringoso como es la crema (aunque estuviese plastificada) y como además no encontraba los colorantes ni la purpurina para darle emoción al tema… pero lo volveré a intentar.

Llegados a éste punto ha sido un poco complicado elegir. Estropajos, esponjas, cepillos, sales de baño… todo es textura y está muy trillado. Al final opté de nuevo por una manualidad:

2017-02-23-09-04Recortamos unas manos de cartulina y les pegamos lo que teníamos que palpar, plumas y algodón. Sigue un poco la idea de los libros de texturas, pero he puesto palitos para que los pudiese sujetar mejor. Ésta mañana SrtaDíaz se ha levantado de mal humor y no lo quería ni acercarse a ellas, me he quedado un poco frustrada. Fracaso de nuevo.

¿Sabéis qué es lo que ella quería tocar? A última hora mientras la peinaba para ir al cole lo ha descubierto. La sencillez al poder: El bote de galletas. Quiere tocar galletas.

2017-02-23-09-06A lo mejor el universo quiere decirme que mejor no me complique la vida.

Los sentidos: El olfato.

Hoy Don Carnaval nos pide algo que podamos oler… ¡y es tan complicado! Porque podemos oler mil cosas, pero me cuesta imaginar qué será lo más apropiado para los amigos de SrtaDíaz.

El sentido del olfato es para mi tan importante que con cerrar los ojos y oler algo ya puedo ponerme a recordar a una persona que usa colonia de ése tipo, o sentir como si estuviese en un lugar que olía así. Los olores son la chispa que me hace recordar lo que los otros sentidos vivieron en un determinado instante.

Había pensado llevar una colonia o un jabón. Pero me parece más divertido llevar algo como una ramita de menta, vainilla o incluso una naranja. También es agradable el olor a libro nuevo, pero creo que éso no lo entenderían los pequeños (no del mismo modo casi fetichista que yo).

Así que, con redoble de tambores…

Trtrtrtrt

¡Un puzle!

Es un limón, del que corté las distintas partes y que montamos juntas. Un puzle que huele muy, muy bien. Otro ratito divertido de hazlo tú (diy) que dió mucho juego. Ella pasó un buen rato luego jugando con los recortes de limón y los clavos, como podéis medio ver al fondo.

Guardar

Coronas, máscaras… ¡Es carnaval! #DIY #HazloTú

Bueno, aún no es carnaval realmente pero nostras ya nos estamos preparando porque nos encantan los disfraces y el teatro, así en general. A parte del disfraz para el desfile de Carnaval y para la fiesta del colegio, hemos estado preparando unas máscaras para ir amenizando la llegada del gran día festivalero.

Éstas tardes de viento y lluvia que nos está regalando Febrero son ideales para quedarse en casa calentitas y hacer una manualidad. Empezamos con algo sencillito:

Sobre cartulina blanca dibujamos con rotulador el atrezo necesario. En nuestro caso unos antifaces y una corona. La pequeña diyer está en éstas fotos usando un material innovador: tempera amarilla y un corcho de vino. Lo difícil fue esperar a que se secara entre color y color, así que al final fué una verdadera locura de corchos y colores que terminó con la peque en la bañera llena de pintura.

pim pam pum

2017-02-03-19-49

La siguiente fase, al día siguiente, requirió de toda mi habilidad y destreza para escapar de sus diminutas e imparables manos: recortar las figuras.

Preparar la escena para la fase tres también resultó difícil. Los recortables, washi o celo para pegar, palitos de madera… ¡y no salieron en la foto las plumas!

2017-02-04-11-35

2017-02-04-11-41

Pegamos el palito por detrás con un poco de cinta adhesiva, y decoramos al gusto con pegatinas y plumas. ¡Las risas luego fueron muy estridentes, os lo aseguro! Nos lo pasamos genial haciéndolas y jugando con ellas.

2017-02-06-09-02

Guardar