#ElTemaDeLaSemana: A veces me arrepiento de…

No me gusta arrepentirme, es una sensación muy fea. Va de la mano de muchas noches en vela y de mucha inseguridad. Cuando no hay más remedio, si ya está hecho, lo mejor es hablarlo y confesar siempre lo que te pasa por la cabeza antes de que sea peor y te quedes solo dándole vueltas.

Mamá.

Me arrepiento de haberme ido de casa sin haberte puesto sobre aviso comprobando que te dabas cuenta de que me marchaba. Me arrepiento de no poder decirte que te quiero y abrazarte con ternura, en un abrazo largo y apretado. No sé en qué momento dejó de gustarme darte besos, ni cuando desconecté para no estar aquí. Me arrepiento de no ser las mejores amigas, de no tenernos la confianza de antes y de que cada cosa que hago te parezca que está mal. Me arrepiento de no entenderte y no practicar contigo la paciencia.

Ésto es la guerra: Voy pasar contigo más tiempo y voy a aprender a ser la mejor parte de ambas. No vas a poder librarte de mi. Quiero que sepas que a pesar de todo, eres muy importante para mí.

 

Guardar