150 Palabras: Camello, luciérnaga, brillante

150palabras

A ver si puedes ayudarme. Hace días que cada vez que me voy a dormir, cuando creo que ya he cogido el sueño, una luz me despierta y me deja como atontada. Cuando abro los ojos no hay nada ni nadie en la habitación ni en la casa. Ni un ruido, ni una mosca… ni una luciérnaga.

Cuando los días parecen siempre grises,  es cuando más brillante es la luz. ¡Pero no creas que yo tengo miedo! Es una luz cálida, brillante y acogedora, o al menos eso es lo que yo pienso antes de abrir los ojos.

Por otro lado… me ha encantado compartir éste momento contigo, aunque no sé si me escuchas, pero yo sé que estás ahí. Imagino que así es como es la vida, algo así como estar subida en un camello, caminando a trompicones, unas  veces más fácil, otras más incómodo, pero siempre hacia adelante.


150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!

Después no te olvides de enlazar con el link aquí debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar.

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.

150 Palabras: Bienvenida a la Familia

150palabrasElla miraba nerviosa a su alrededor. Sobre la mesa, un vaso lleno de agua la espiaba ostentoso, como diciéndole que él tenía todo y ella nada. El suelo de linóleo marrón estaba impoluto y las paredes blancas jamás habrían visto una mancha.

Oyó los pasos que se acercaban por el pasillo y sintió desasosiego. Cuando él entró en la estancia, aún con espuma de afeitar en la mejilla, ella se sorprendió de su calidez, y al momento se sintió más relajada.

–       Buenos días, sentimos haberte hecho esperar – dijo él con una sonrisa.

Detrás de él, el niño Pedrito la miraba con curiosidad. Sus manos jugueteaban con algo a su espalda que ella no podía ver. No lo dudó. Pedrito sonrió de repente, se adelantó un paso y le ofreció un globo amarillo.

–       ¡Bienvenida a la familia! – dijeron los dos a duo.

Sí, lo había conseguido. Eran una familia.


150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!

Después no te olvides de enlazar con el link aquí debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar.

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.

150 Palabras: Manzana, volcán, río.

Las manzanas no siempre fueron rojas. Las había verdes, amarillas… pero no rojas. Todo ocurrió hace muchísimo tiempo.

Estando en el jardín del Edén, Eva dio un mordisco a una manzana y se la dio a Adán. Él hizo lo mismo, pero como sabía que eso no le iba a gustar a Dios la tiró al río para que la corriente se la llevase bien lejos.

Lo que ocurrió entre Adán, Eva y Dios es otra historia, yo os voy a contar que la manzana mordida llegó hasta la ladera de un volcán que había estado activo hacía millones de años.

Las semillas germinaron y comenzó a crecer un gran manzano.  Las raíces, por venir del paraíso, crecieron fuertes y profundas, llegando a tocar el magma que aún quedaba en el volcán. De ése fuego que no podía quemarlas, las manzanas tomaron un vistoso color rojo, y las llamaron Fuji.

150 Palabras: Huevo, sueño, elefante.

Hacía años que no soñaba. Cada día era una sucesión de noches que duraban un segundo, como si dejase de vivir cada noche y despertase al amanecer sin ningún lapso de tiempo… como si el mundo fuese una obra de teatro en la que no ocurriese nada tras bajar el telón.

Pero una noche cenó huevo frito. No solía cenar huevos fritos porque su madre le decía que le sentarían mal, pero ésta vez estaba sola en casa con papá, y con él las reglas eran otras.

Puede que al principio le doliese un poco la tripa, y que le costase dormir, pero ésa misma mañana despertó con la sensación de haber tenido un sueño increíble.

Sabía que no se había movido de su cama, y que la noche había pasado igual que siempre como un suspiro, pero en su mente un elefante rosa con lunares le guiñaba un ojo.

150 Palabras: soplar.

Febrero estaba terminando, pero fuera el día era primaveral. En el salón, la pequeña Gloria estaba sentada con los pies colgando del sofá y los ojos llorosos. Sobre la mesa había un bote de agua oxigenada y unos algodones.

–          Hola Gloria, ¿Qué te pasa?

La niña me miró extrañada de que no lo supiese.

–          Mamá y yo, y Laika– me dijo entre sollozos- Estábamos en el parque jugando al disco. Laika corría mucho y yo quería irme detrás de ella, correr así de rápido. Y entonces me caí…

La niña señaló su rodilla e hizo un puchero. Mamá la había traído a casa y le había lavado la herida con ése bote de alcohol.

–          ¿Y te duele mucho? – Pregunté

–          Síiii – se quejó Gloria.

–          Espera, que te soplo.

Porque vosotros no lo sabéis, pero mis soplidos son mágicos, y son lo mejor para curar cualquier herida.

LogoVERDE01

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!

150 Palabras: El hipopótamo.

No puedo negar que la noche era oscura… oscura como la boca de un lobo. En la habitación el silencio era total, excepto por los ronquidos del abuelo, al otro lado de la pared.

Miré a mi alrededor, pero la poca luz que entraba bajo  la puerta, no hacía nada más que aumentar mi sensación de estar en la boca de un gran animal y mirar por su campanilla.

Sí, no era el abuelo quien roncaba, mientras yo dormía, un hipopótamo colosal debía haberme tragado con cama y todo. Ésos ruidos eran los intestinos queriendo comerme.

–          Mamaaaaaaaaaaaaaaá – grite.

–          Mamaaaaaaaaaaaaaaá – escuché que decía el eco a mi alrededor.

Y en mi desesperación caí de la cama.

Al caer me golpeé la cabeza con el sillón en el que mamá se sienta para leerme cuentos cada noche, y rocé la moqueta con la cara.

Entonces me di cuenta. Estaba dormido.

LogoVERDE01

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!


150 Palabras: Ayudar en casa

Mientras Pedrito miraba el amanecer, mamá recogía la habitación metiendo toda la ropa sucia en un cubo. Quería decirle que dejase de hacer ruido, que era muy temprano, pero sabía que ella tenía muchas cosas que hacer, y de otro modo no le daría tiempo.

¿O sí?

El día estaba recién estrenado, y prometía mucho, pero antes de salir tendrían que arreglar bien la casa. Papá aún dormía cuando Mamá y Pedrito se pusieron a la tarea codo con codo.

– Para adelantar, lo mejor es ayudar – Había pensado el niño.

Por supuesto.

Para cuando el padre se quiso despertar, la madre ya tendía la ropa, y pedrito estaba subido en la bicicleta con el casco y los protectores ya atados.

– ¿Nos vamos? – preguntó pedrito

– ¡El día acaba de empezar! – exclamó Papá.

Hace horas que amaneció. – Aseguró Pedrito- ¡Mamá sacó a tender pronto el sol para tener más domingo para jugar!

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!

150 Palabras: Poema del Gato

No son nada más que unas cuantas letras,

Unidas con primor,

Porque aunque no tenga rima

Yo me esfuerzo un montón.

Os voy a contar una historia

que es un cuento digno de mención.

Andaba yo recogiendo la casa

Cuando terminé por mi habitación.

 ♥

Resulta que allí había un bulto,

Justo sobre la cama.

Como yo soy muy miedosa

Cogí una zapatilla

Y me abalancé sobre la masa.

 ♥

Pero ésta historia tiene un final feliz.

Sin haberlo yo sabido,

Mi gato colchón se había subido,

Yo lo encontré  bajo la colcha

¡Y vaya susto que me dio!

Pero yo lo pesqué con cariño

Y le di un achuchón.

Arrascándole la tripita.

Me gusta mi gato por lo mimoso

Lo suave y lo cariñoso.

Y porque aunque yo esté triste

Me mira con comprensión.

Y ahora sin más preámbulo

Y sin tener otra intención,

Yo me voy despidiendo

Hasta otra ocasión.

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!

150 Palabras: Tu nombre y el mío.

Caminábamos tú y yo por medio de la calle. Era tan vieja y tan poco transitada, que pronto llegaríamos a la parte que ya es camino de tierra.  Sería agosto,  hacía calor y tu no parabas de decirme que lo mejor que te habían regalado por tu cumpleaños era el viejo tocadiscos que había sido de tu abuelo.

Te cogí de la mano.  Seguro que sudaba y parecía nervioso, así que enseguida notaste que algo raro pasaba.

–          ¿Dónde vamos Juan?

–          No te preocupes, ya casi estamos.

Al llegar a la esquina, junto a la higuera de Don Francisco, te pedí que cerraras los ojos.

–          Sólo unos pasos más – dije

Te guie tembloroso pero decidido, y cuando abriste los ojos, en la pared de cemento viste el corazón rojo, con tu nombre y el mío.

–          Feliz cumpleaños. – enrojecí.

No esperaba las lágrimas que aparecieron en tus ojos.

Source: es.123rf.com via Sra on Pinterest

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, con la que podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad, y enfocada a los niños. Te daré tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento. ¡de 150 palabras!