CARTA DE UNA MAMÁ

Últimamente tengo la sensación de que no disfrutamos tanto juntas. Tú me gruñes más y yo te gruño también porque nuestro humor se contagia de una a otra sin darnos cuenta en una extraña y negativa simbiosis.

Tampoco me necesitas tanto como antes. Solías perseguirme a todas partes, pero ahora me doy cuenta de que muchas veces te quedas jugando sola mientras yo hago la casa y que desconecto totalmente del mundo ¡Casi podría decir que me olvido de ti por el poco ruido que haces! Pero no, vuelvo y te espio. Y me encantaría quedarme y jugar, pero ambas necesitamos nuestro espacio, y la casa necesita que la limpie.

El viernes pasado tuve de nuevo la suerte de poder ir a tu escuela a leer un cuento para ti y tus amigos. ¡Cómo habéis crecido! Pero en el fondo sois igual de tiernos y de bonitos, aunque un poco más salvajes y listitos.

Ésta vez me centré en ti, en jugar contigo, en buscarte, en que tú formaras parte de mi historia. Sé que te gustó y que te sentiste importante porque tu mamá hacía magia ¡Convertía los limones y las naranjas en ratones!

Mil gracias a ésa Señorita tan maravillosa que tienes por dejarme participar.

James Arthur – Say You Won’t Let Go

Guardar

De los sueños, las desconexiones analógicas y el #díadelatierra

La última semana se puede resumir en tratar de volver de nuevo a la rutina tras las vacaciones de Semana Santa. Últimamente el tiempo pasa volando y no me doy cuenta a penas. Además, en casa estoy intentando usar menos el móvil y el portátil mientras SrtaDíaz puede verme, porque ha tenido unos días de estar todo el rato jugando a que tiene un móvil, con bastante soltura por cierto. Como todo lo que hace es reflejo de lo que vé no me ha gustado nada ésa dependencia que he visto en mí.

Ya os contaré como lo voy llevando. ¿Qué tal un poco de regae para relajar el ambiente? Espero que os gusten Green Valley, es un descubrimiento reciente por mi parte. Por cierto, mañana es el día de la tierra… ¡Vamos a cuidarla un poco más!

Disfrutad del fin de semana.

 

Los Pitufos: Primera sesión de Cine de SrtaDíaz

Hace un par de semanas, aprobechando un día de escursión en el cole, que era miércoles y que a SrtaDíaz le encantan los Pitufos, fuimos al cine. En realidad no era nuestra primera sesión de cine con la peque, pero sí ha sido la primera en la que le he visto disfrutar.

SrtaDíaz, de casi 3 años, llegó muy emocionada al cine y nos hicimos mil fotos con los carteles promocionales, todos con sonrisotas enormes. Estuvo muy atenta a la película y salió bastante feliz. Al día siguiente fue capaz de contarme sus partes favoritas de la película y hay que decir que siguió muy bien el argumento.

Los Pitufos descubren que hay alguien más como ellos… ¡y tienen que advertirle de que Gargamel le busca! La verdad es que es una película muy entretenida, sin momentos lentos y con un mundo de fantasía bastante bien logrado. A mi me gustó mucho también.

I´m a Lady

 



Despacito

No había caído, pero hace unos días mi madre me comentó lo cambiado que está Luis Fonsi en sus últimas canciones. Ha cambiado tanto físicamente como en el tema musical, se ha adaptado, eso está claro. El tiempo pasa por todos pero si no me lo dicen, no digo que es el mismo.

Y ahora es cuando os confieso que os comparto ésta canción porque alguien recomendó por instagram una app de Karaoke (Smule) y estoy enganchada desde que vi que se podía berrear cantar a duo con Luis Fonsi, por ejemplo. Aunque, segunda confesión del día, me lo paso mejor berreando cantando por Héroes del Silencio con SrDíaz.

Pero os dejo con un tema de hace algunos años para que comprobéis los cambios:

¿antes o ahora? ¿Qué os parece a vosotros?



The House of the Rising Sun

Hoy estoy muy nerviosa, tenemos programadas visitas a las puertas abiertas de los colegios de la zona. Cuando estoy nerviosa me apetece gritar. Ésta canción es perfecta para desgañitarse, aunque con todo el sentido triste y desesperado que evoca The House of the Rising Sun, no sé si es apropiado pero…

¡Ay qué nervios! ¡El futuro empieza aquí!

Os dejo primero un recopilatorio de versiones de The Voice, porque últimamente estamos muy enganchados en casa a la versión kids, pero si queréis las originales, id al final.

¡Feliz fin de Semana!

Mellow Yellow

Aunque Abraham Mateo es el tipo de niño chico que no es que me encante ver o escuchar, porque es demasiado delgado y moderno para mi grado de decrepitud, SrtaDíaz me pide ver la película de Los Minions tan a menudo, que mi gusanillo musical ésta semana se lo dedico a Mellow Yellow.

La voz es dulce y vibrante, muy andrógina. La melodía muy pegadiza. Pero, tengo que ir un poco más allá y antes de ésta versión hay otra que me gusta un poco más, la de Donovan.

Vamos a por un fin de semana largo, porque nosotros tenemos acueducto hasta el martes. ¡Buen fin de semana!

Me llaman el tranquilote… ♪

Un episodio maníaco.

¿Sabes cuando te levantas de buen humor, y todo parece que va a salir bien? Te dices, hoy remonto. Y todo es felicidad, el ambiente es cálido, sonríes incluso… ¡Tarareas!

Y como casi eres feliz, decides hacer algo por los demás: Visitas a una anciana solitaria.

Calvin Harris – This Is What You Came For (Official Video) ft. Rihanna

Es entonces cuando tu acto altruista te escupe en la cara. No tienes la culpa de que nadie te entienda. Ira. Estás cansada de tener que justificarte siempre porque parece que nunca haces nada bien.

A partir de ahí todo el día irá mal. Creerás que son tonterías, pero van sumando y sumando.  Y te vas a la cama cansada, nerviosa. Y tu bebé se despierta gritando varias veces ésa noche. No duermes bien.

Y al día siguiente te despiertas con dolor de ovarios. Con resaca de ideas en la cabeza. Las muelas del juicio vuelven a apretar. Dolor. Tienes reunión para hablar de asuntos familiares, pero tu insaciable apetito de sentirte querida no te deja opinar, cabeceas, remoloneas. Y te vas de ahí con la sensación de no valer una mierda. Tristeza

Quieres irte, escapar. Nada tienes porque nada eres.

Es otro granito. Cada día más cerca.

Maníaco.



El secreto, Every thing I own.

El secreto no se cuenta a las mamás, es para los papás.

Hace un par de días que Srta Díaz llegó a casa con un secreto que es tan secreto que éso es lo máximo que le consigo sacar.

La muy bocachancla cuenta todo lo que yo le digo, pero le dice su profe que es un secreto y se vuelve hermética. En realidad me hace gracia y me gusta que esté aprendiendo a guardar secretos, por éso os lo cuento. La carita de felicidad de ella por tener ése secreto es una maravilla.

Ésta niña es como un diario abierto y solo con lo que no me dijo ya sé que están trabajando en el regalo para el día del padre. No necesito más. Es tan importante saber escuchar como saber entender lo que pasa.

Una mamá llegó tan orgullosa a clase diciendo que entre ella y su hija no había ningún secreto, que se contaban todo. ¿Vamos a competir ahora? ¡Qué divertido es ser mamá!

Y como una canción lleva a otra, os dejo Everything de Bread. Me gustaba cuando era adolescente. Aunque la verdad es que escuché primero la versión de Nsync, que también os pongo, por supuesto.

Boyzone también tienen su versión, y es casi mi versión favorita…

Y ya cierro la entrada del viernes con Boy George. Everything I own, por supuesto.

¿Cuán os gusta más?

¡Feliz fin de Semana!

Eye Of The Tiger

Hoy os quería escribir sobre la apatía que estoy teniéndo últimamente… ¡pero es que tampoco me apetece!

apatía

  1. f. Dejadez, falta de interés, vigor o energía.

A ver, que no es falta de interés tanto por vosotros, no. El blog me gusta. Vosotros me caéis genial y hay veces que un comentario me saca una sonrisa tan grande de que soy feliz el resto del día. Pero estoy como si el motorcito que te empuja cada mañana a hacer cosas estuviese atascado o le costase arrancar.

Y me digo ¡Qué apática estás hija! ¡Haz algo útil!

Pero la pereza es tanta, tanta, que ni os dejo el original… si no la una versión soft en ukelele de Olivia Wessel.

A mi éstas covers de voz y Ukelele me encantan, sobre todo en éstos días tan tristes y fríos, me gustan casi tanto como las de piano y voz. Por mi parte voy a ver si me animo y hago algo al fin, que tengo una rachita.. rozando la anhedonia.