De Una señora gorda y Yo Contigo.

SrtaDíaz está muy cantarina desde que empezó el cole. Estamos muy a tope con Una señora gorda, o Caminando por el bosque.

Pero a parte de éstas canciones de recreo, y tratando de dejar un poquito de lado los hits del verano, hay una canción que me pide mucho.

Yo Contigo, Tú Conmigo.

¿Será por los Minions? Pero la letra se la sabe y la canta con ésa vocecita tan dulce.

¿Por qué, Por qué, Por qué?
Te veo en el espejo aunque no estés
Reconozco tu voz, sé que hay algo aquí entre los dos
Siento, siento, siento
Que te conozco de antes de hace tiempo
Que el destino cumplió su misión

Y aunque quieran quitarme la voz
Yo pegaré un grito al cielo
Soy más fuerte si estamos los dos
Va a rendirse el mundo entero
Yo contigo, tú conmigo
Le daré la vuelta al cuento y aunque muera en el intento
Vamos a escribir lo mejor
Yo contigo, tú conmigo

No os lo he dicho por aquí, pero estoy estudiando para unas oposiciones… y estoy un poco desaparecida pero mañana me doy un respiro. Así que ahora me voy a poner, éso, al tema.

¡Buen fin de semana!



Anuncios

¡Copiota! #HoyLeemos

Hace algunos meses, que SrtaDíaz copia todo lo que ve u oye. A veces es divertido, pero cuando lo que copia es un momento de confusión o un error personal… es un poco desquiciante.

copiota01

Hasta ahora copiaba a  sus tíos y primos, ahora tiene un montón de amigos nuevos en el cole a los que copiar. De aquí saldrán cosas buenas, y cosas mejores, seguro…

Pero como sabréis, tenemos una primita que nos viene a la zaga, y dentro de poco le querrá empezar a copiar a ella, así que éste libro nos va a venir muy bien para estar preparados porque podemos copiar, pero también, nos pueden copiar.

copiota02

Las ilustraciones de Ali Pye son preciosas, con un colorido maravilloso que nos ha gustado a las dos. El libro ¡Copiota! es grandote, de tapa dura, con poquito texto para que lo disfruten los primeros lectores y para que los cuentacuentos que tendrán que teatralizarlo no terminen afónicos.

¡Copiota! nos enseña a unas gatitas que siempre quieren hacer lo mismo, pero que según avanza la historia descubren que cuando mejor están y más felices se sienten es cuando tienen cerca a los amigos, hagan o no hagan lo mismo. A veces dejarse copiar es enseñar lo que sabemos hacer bien.

Aquí tenéis la reseña oficial de Literatura SM.

Guardar

Mamá de Plastilina

SrtaDíaz me tiene loca de amor.

Y lo peor es que ella lo sabe.

Y lo mejor, es que yo me dejo engañar.

Me abraza y me dice que me quiere, sobre todo si me nota triste. Me dice incluso lo guapa que estoy con ése pijama viejo.

Yo le preparo actividades y juegos, y me siento culpable cuando no tengo ganas de nada… pero ella siempre busca la forma de hacerme reír (y de sacarme de mis casillas, pero éso es otro tema).

Igual peco de excesiva cuando le llamo tesoro, cariño o corazón. Lo siento, lo digo. Le lleno de mimos. Porque no soy besucona, pero sí un poco empalagosa. Y sé que a ella le gusta porque ella sí que es besucona conmigo. A ratos agobiante, pero siempre es el chute de energía que necesito para seguir intentándolo.

Y nos acusan de mamitis e hijitis respectivamente, celosos, supongo de que lo nuestro, de momento, sea mutuo.

Yo soy así, de plastilina. Blandita por fuera y por dentro.

Leo y veo: La Selva #Hoyleemos

Teníamos que llevar al cole un libro para que formara parte de la biblioteca de casa. Tenemos muchos, pero soy una persona que toma demasiado cariño a las cosas… así que decidí que podíamos comprar uno, que no fuese muy caro y así me costaría menos dejarlo a merced de los monstruitos niños de 3 años del cole.

Una mamá ya comentó que ella llevaría un libro que tenía en casa y no le gustaba a su hija. Tampoco me parecía bien hacer éso.

Uno de sus temas favoritos últimamente son los tigres y los leones, así que cuando vi la portada del libro, no me lo pensé mucho.

leoyveo01

La sorpresa fue que al hojearlo el texto, que es cierto que es bastante por hoja, venía acompañado de dibujos. Lo leímos en casa por las noches, para que lo conociera y pudiese explicarle a sus amigos de que va éste libro.

leoyveo03

Es un libro muy entretenido. Yo lo voy leyendo y cuando llegamos al dibujo le dejo completar la frase, y a ella le gusta participar. Las ilustraciones no tienen el encanto de ser imágenes reales, pero los colores son vivos y agradables y el texto le permite, de forma sencilla, conocer un poco más a éstos animales que le llaman tanto la atención.

leoyveo02

El libro ya está en el cole, y estoy pensando si comprar otro libro de éste tipo para seguir leyendo juntas.

leoyveo04

Jugar con peces

Los Inventos de Mamá propuso un nuevo reto: Hacer actividades y juegos portables, para llevar y que nos acompañen en las esperas, los viajes o incluso los restaurantes. La idea era ofrecer a los peques ésta vez juegos reales en vez de los virtuales que cada día les acompañan más.

Aquí tenéis las propuestas de otras mamás, éste es el ht del movimiento en instagram #lidmdesmovilizate.

Yo por mi parte preparé una pecera portátil. Hace tiempo que quería hacer una y he aprovechado la oportunidad.


Necesitamos…

Goma Eva, tijeras, cuerda, ojos para adornar, un imán pequeño, un bote vacío de plástico (porque si es metal interfiere en la pesca) y arandelas de metal. Las arandelas pueden sustituirse por clips, o por cualquier otro metal pequeño. El la foto no sale, pero también usamos un palito para hacer nuestra caña de pescar.

¡Manos a la obra!

Cortamos las figuras de los peces y del cebo por duplicado. La arandela irá en los peces, pegamos mitad con mitad dejando que asome un poco, igual que con el cebo y el imán.

Decoramos los pececitos al gusto y los metemos en nuestra pecera.

Se puede tener en el bolso y no ocupa más que un bote de crema, pero nos entretiene cuando tenemos alguna espera. Tambien nos ayuda a mejorar la precisión a la hora de usar la caña, con los ojos repasamos el conteo, y con los peces los colores…

Tengo en mente hacer unos peces más chiquititos y sencillos para variar la actividad, hacer una especie de sopa de peces en el que cada uno tendrá una letra. De momento miramos los colores y los ojos…

Y nos dedicamos a los números, que son los mismos colores y ojos con los que jugamos el otro día. Seguimos ampliando materiales para aprender y repasar, coordinando para que ella lo pueda relacionar y sea mas fácil.

Guardar

Flores reciladas de botellas #diy

Ha sido el cumpleaños de la abuela, y le hemos hecho ésta flor tan chula reciclando una garrafa de agua ¡Es muy fácil de hacer!

Materiales básicos

Botella y tijeras. He usado las de cocina, pero las botellas no son difíciles de cortar. Sólo necesitamos la parte de la botella más cercana al tapón. Esta que estoy recortando, por ejemplo, es una botella de refresco, pero cualquier botella nos sirve.

¿Cómo se hace?

Es más difícil de explicar que de hacer. Hay que dividir la botella en tantos trocitos como pétalos queramos tener.

Luego se redondean un poco los cortes para darles formas de pétalo. Los bordes al final los he repasado con un trocito de papel de lija porque quedaban un poco angulosos al corte.

Un poco de pintura

Lo mejor sin duda ha sido ponernos a decorar y aquí ya pueden participar los más peques de la casa. Aunque la idea era hacerle una a la abuela, al final nos animamos y dimos rienda suelta tuneando varias flores, de muchas maneras diferentes. Es una actividad muy relajante, se nos pasó el tiempo volando.

Guardar

Guardar

Guardar

¡No quiero ir!

Decía Mamá de gemelos en su blog que el periodo de adaptación es para los padres, y me pareció que era justo lo que yo pensaba. Los dos primeros días la he dejado en el cole con los ojos empañados y balbuceante ¡Pero qué tontorrona soy!

En realidad a SrtaDíaz no le ha costado nada ir. Días antes le expliqué que iría al cole de mayores, con algunos amigos nuevos y una profe nueva, pero que allí jugaría, pintaría y aprendería un montón de cosas. Me dio mucha penita dejarla allí, pero lo disimulé muy bien para que no lo notase.

Ella no ha llorado, ni se ha negado a ir en ningún momento. Salimos de casa cantando felices y por el camino, que es un poco más largo, siempre se nos ocurre una aventura nueva. ¡Es hasta pasteloso de leer! Sale del cole con las pilas cargadas, llena de abrazos y afónica de lo que charla (ella, que su abuela cree que es muda).

Es todo tan idílico y feliz que me siento mala madre por dentro. Porque no aguanto a las otras mamás mientras la espero. Lo falsas que me parecen (que cuando te necesitan te comen y si te cruzas con ellas por la calle eres transparente) y lo subido que lo tienen porque sus hijos son los mejores. No consigo integrarme y cada día es una pelea interior por sobrellevar los 15 minutos de espera (Sí, ya están allí incluso 15 minutos antes del gong).

No puedo ser más agonías y me puede la ansiedad cada día, dos veces por jornada. De hecho me llevo mejor con las mamás de la clase de al lado, una paria social total. Sé que es todo una tontería, pero…

noquieroiralcole

¡Yo no quiero ir al cole!

Pero desmotivaciones personales a parte, ella está feliz. Fueron primero dos horas, luego mezcla de grupo (al principio estaba solo media clase por turno) y ahora ya el horario completo. Cada día más mamás y más minipandis de cuelga trajes. Y yo, que cada día lo llevo peor.

¡Ahh! ¡Pero si ni tenemos grupo de wathsapp de lo orgullosas que somos! Cada una ya controla a sus amiguis y no necesita a nadie más.

Ahora dinero para material, dinero para la foto oficial de la clase, dinero para la excursión, fotos familiares para el proyecto de clase, libros de casa para la biblioteca de clase, lunes bocadillo, martes galletas, miércoles fruta, jueves yogur…

Y que vienen los mocos, no digo nada.

Rabietas

Últimamente, cada vez que SrtaDíaz no duerme siesta, o cuando no consigue lo que quiere en el momento, empieza una rabieta. Para mi no es fácil manejar éstas situaciones porque me tiene mal acostumbrada y suele ser una niña tranquila casi todo el tiempo, pero a veces me pone muy nerviosa y me cuesta bajar su estado de ánimo sin entrar yo misma en su juego desesperado.

No soy experta en Educación Emocional, de hecho no fui a la charla que organizó la Escuela Infantil el año pasado. Leer el libro Rabietas, me ha ayudado a darle un enfoque nuevo a ése momento tan frustrante. Cuando grita y llora le digo:

¿Recuerdas cómo cuando el niño del libro gritaba y lloraba nadie le entendia?

Rabietas es un libro grandecito, de tapa dura y bonitas ilustraciones. Tiene poco texto, escrito con letra de niño y lleno de color y expresiones sobre los sentimientos, muy teatralizado y fácil de escenificar en casa, por supuesto.

Me ha gustado más a mi que a SrtaDíaz, pero creo que nos va a dar mucho juego. Podéis ver más sobre Rabietas en la web de Boolino.

Un, dos, tres..

He preparado para la peque unos números de colores. A cada número le ha pegado tantos ojos como su nombre indica, para así familiarizarnos con las grafías y las cantidades asociadas a cada número.

Un, dos tres…

También le he dejado varias formas de los mismos colores y cantidades de cada número. Poco a poco iremos complicando la actividad.

Para entretenerme yo de ésta obsesión numérica, os dejo ésta canción de Hooverphonic:

Y algo más marchoso puede ser ABC de Jackson 5.

¡Buen fin de semana!